• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las cámaras no intimidaron a las misses

Las 26 candidatas del certamen visitaron ayer la sede del diario El Nacional. Nueva Esparta y Amazonas demostraron su liderazgo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A diferencia de las ediciones pasadas del Miss Venezuela, las candidatas de este año han estado sobrexpuestas al público. Las cámaras las siguen desde hace meses, cuando apenas eran unas aspirantes al concurso, para registrar todos sus pasos en el reality show que emite Venevisión.

Cuando ayer en la tarde las concursantes visitaron la sede de El Nacional, una parte de los empleados del periódico tenía conocimiento de quiénes eran gracias al programa. Algunos expresaron: “Son más altas de lo que se ven en televisión” o “Mira, allí está la conflictiva”, en referencia a Delta Amacuro, Daniela Reyes, que le ha dado un toque de pimienta al espacio con los comentarios ácidos hacia alguna de sus compañeras.

La exposición en la pantalla chica les ha dado seguridad a las 26 misses, que durante los últimos meses han mejorado considerablemente en oratoria, aunque siempre hay alguna a la que todavía le falta reforzar las lecciones del profesor José Rafael Briceño. Es el caso de Dependencias Federales, Andrea Rohrscheib, que se notaba incómoda y hasta insegura; o de las representantes de Aragua, Stephani de Zorzi, y de Anzoátegui, Daniela Briceño, que decidieron callar para darle el protagonismo a otras.

Del grupo, Monagas (Ana Carolina Ugarte), Nueva Esparta (Gabriela Graf), Sucre (Roxana Marrufo) y Costa Oriental (Migbelis Castellanos) destacaron por su elocuencia. Esta última es la menor del grupo con 18 años de edad, estudia Comunicación Social y Ciencias Políticas. “Tenemos diferencias entre nosotras, pero si no existieran nos aburriéramos mucho dentro de la quinta”, afirmó.

Graf es otra de las candidatas que exuda confianza. La estudiante de Ingeniería de Producción agradeció formar parte del reality show porque le ha permitido desenvolverse frente a las cámaras. Cada vez que tomaba el micrófono otras concursantes reclamaban el liderazgo, entre ellas, Amazonas, Débora Menicucci, que dijo en voz baja y entre risas: “¡Entonces! No nos va a dejar hablar”.

Esta concursante, que obtuvo las bandas de Miss Pasarela y Miss Actitud en la Gala Interactiva, está graduada en Diseño de Modas. Estudió 10 años en Italia hasta que regresó al país para participar en el concurso. “Ha sido un reto enorme. Todas sentimos que hemos vivido dos Miss Venezuela porque el reality nos demanda muchas cosas”, dijo.

Ana Gabriela Ugarte conoce en carne propia los sacrificios. Estar en la competencia le ha impedido recuperarse por completo de un esguince que sufrió en el pie derecho y que casi le costó su lugar. “Ha sido una entrega total, pero vale la pena. Hay muchas de nosotros que no hemos estado nunca en el medio artístico y gracias al reality hemos adquirido mucha confianza. Las cámaras no nos intimidan”.

Debido a la intensa dinámica de grabaciones, este año las clases han variado un poco. Por ejemplo, Briceño les envía algunas lecciones por mensajes de texto. “El profesor nos hace preguntas en un chat y tenemos que mandarle la respuesta a través de un mensaje de voz. Luego nos dice si lo hicimos bien o si tenemos que mejorar”, contó Miss Lara, María Laura Verde.

La ganadora del Rostro Más Bonito, Michelle Bertolini (Guárico), era una tenista profesional antes de entrar en el certamen, pero una lesión en la rodilla la alejó de sus aspiraciones deportivas. Tuvo que trabajar mucho con su cuerpo para encajar en el look de miss. "Era totalmente distinta, ahora mi sueño es éste y quiero alcanzarlo”, afirmó.

Después de posar para los celulares de algunos curiosos, las candidatas se despidieron algo cansadas por la larga jornada de la gira de medios. Cada vez está más cerca la fecha de la coronación, el 10 de octubre, cuando se conocerá a la sucesora de María Gabriela Isler. Por lo pronto, hoy continúa el madrugonazo con el comienzo de los ensayos para la noche final.