• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“No estaban buscando a una chica perfecta”

"Sé que todavía tengo muchísimo que aprender y muy poco tiempo para hacerlo (...) Depende de mí y de qué tan bien lo haga que mi carrera continúe", expresó Correa | Cortesía HTV

"Sé que todavía tengo muchísimo que aprender y muy poco tiempo para hacerlo (...) Depende de mí y de qué tan bien lo haga que mi carrera continúe", expresó Correa | Cortesía HTV

La medellinense recibió la semana pasada el micrófono de HTV, de manos de la venezolana Ángela Acosta. Ahora tendrá la responsabilidad de ser la imagen y conductora del canal de música latina por un año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al llenar su perfil en la página del concurso Chica HTV, María Juliana Correa demostró su seguridad. “Soy una mujer apasionada y decidida a hacer lo que me gusta. No me dan miedo los retos porque tengo muy claro adonde quiero llegar”, escribió la medellinense de 25 años de edad que, meses después, se convirtió en la animadora e imagen del canal de música latina por un año.

Antes de obtener este título, la espigada mujer pasaba inadvertida en una empresa de tecnología. Se limitaba a ejercer su profesión de comunicadora social, la cual alternaba de vez en cuando con el modelaje. Un día decidió que su futuro estaba en la televisión y renunció a su trabajo para probar suerte en la animación.

¿Qué pensó al inscribirse en Chica HTV?

—Sabía que era una gran oportunidad. Me enteré de la convocatoria después de haber renunciado a mi trabajo. Me dije: ‘Si voy a hacer lo que quiero, tengo que empezar a tocar puertas’. Fueron pasando los días y cada vez me parecía más real la posibilidad de ser la ganadora y cumplir este sueño. Cuando me inscribí solo pensé que se trataba de una puerta de las muchas que tendría que tocar.
¿Cómo fue el desarrollo del reality?
—Todo el proceso fue muy agradable. El único momento de preocupación era el de los retos porque no se sabía a quién iban a eliminar. Pero fue interesante conocer a las chicas, todas tienen aspectos positivos y de cada una aprendí. ¡La pasamos muy bien! El viaje a Venezuela también fue muy chévere, aunque no tuvimos la oportunidad de conocer mucho. De todas maneras, aunque no hubiera ganado, pienso que fue una experiencia muy enriquecedora.

¿Cree que para ganar este concurso solo necesitó destacarse en la animación?

—Es un paquete completo. Hay que tener todo lo necesario para cumplir con lo que el canal estaba buscando. Obviamente, había que ser buena comunicando las ideas, con una excelente expresión oral y desenvolvimiento ante las cámaras. También la belleza era importante, pero lo era más el carácter porque voy a ser una empleada de HTV. Es como cuando a uno lo contratan para cualquier trabajo. Ellos no estaban buscando a una chica perfecta, pero sí una que tuviera un poco de todo y poder moldearla a partir de esa base.

¿Cree que su experiencia como modelo la favoreció?

—¡Obvio! Por el tema de las cámaras y el desenvolvimiento ante el público. Todo lo que uno hace en la vida lo ayuda para hacer otra cosa después. Mi carrera de Comunicación Social también me ayudó en el tema de la expresión oral.

¿Cuál será su sello para diferenciarse de las chicas anteriores?

—¿Mi sello? (risas). De pronto la autenticidad. Yo soy una niña muy auténtica y tranquila, no me gusta acartonarme. Es una responsabilidad muy grande tomar el título después de Ángela Acosta porque cada vez van a exigir más. Todos van a querer que la siguiente sea mejor que la anterior. Yo estoy 100% entregada a este proyecto. Sé que todavía tengo muchísimo que aprender y muy poco tiempo para hacerlo. Debo aprovecharlo porque es un año en el que me verán en varias partes de Latinoamérica. La continuidad de mi carrera depende de mí y de cuán bien lo haga.

¿Se va a quedar en Colombia?

—Debo ir a Venezuela y Argentina para reunirme con los productores del canal. Tengo varios viajes por trabajo, pero no me voy a instalar en otro lugar. Yo me quedo en mi casa, en Medellín.

¿A qué artista le gustaría entrevistar?

—¡Muchos! Carlos Vives es uno de ellos. Además de que es de Colombia, crecí escuchando su música y sigue siendo un exponente de la música folklórica de mi país. Me encanta su estilo y la pasión con que interpreta. Eso me parece importante, pues si sientes pasión por lo que haces no hay manera de que algo pueda salir mal.

¿Qué viene después de Chica HTV?

—Si Dios quiere, y para eso voy a trabajar durante todo este año, la idea es que me salgan propuestas de presentar en otros lugares. Antes de Chica HTV ya había tomado la decisión de dedicarme a esto. Si lo hago bien, seguiré este camino.