• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La bondad aún no ha muerto en las sociedades miserables

El montaje incluye doble elenco | FOTO WILLIAMS MARRERO

El montaje incluye doble elenco | FOTO WILLIAMS MARRERO

Lya Bonilla dirige a los participantes del Taller de Formación e Investigación Actoral que dicta el TET en El alma buena de Se-chuan. Las funciones comienzan mañana 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Ya no hay gente que les tema a los dioses”, dicen los míticos personajes, que llevan chaquetas largas, lentes oscuros y maletas. Han paseado por varias ciudades en busca de hospitalidad y no han encontrado quien se las brinde. Al parecer la bondad es lo que más escasea. Serán los pequeños personajes, muchas veces marginados, quienes demuestren lo contrario.

El alma buena de Se-chuan es una pieza escrita a mediados de los años treinta por Bertolt Brecht, quien se inspiró en el antiguo teatro chino. Desde mañana la presentará en Caracas el TET, dirigida por Lya Bonilla y protagonizada por los alumnos del Taller de Formación e Investigación Actoral que dicta la compañía.

En la puesta en escena privan las sombras, que se combinan con estructuras elaboradas en paletas de madera para acentuar la idea de austeridad. Un pueblo triste, carcomido por la falta de humanidad, es visitado por tres poderosos seres, que se espantan de la pobreza moral de los individuos. Y es Shen-Té, una humilde prostituta, la única persona que les da cobijo. Ellos le agradecen con una buena suma de dinero y le encargan la misión de ser bondadosa.

“¿Pero cómo se puede ser buena cuando todo está tan caro?”, les pregunta ella. “¿Qué importa una duda cuando se consigue vencerla?”, es una de las respuestas que recibe. Entonces decide ayudar al que lo necesite. Pero quienes alguna vez la rechazaron, se aprovechan ahora. La pieza indaga en la incapacidad de la sociedad de hacer el bien en un mundo dominado por el dinero.

La directora habla de la importancia de esta obra para el trabajo de los 12 participantes que finalizan el taller: “Trabaja la relación entre un actor y otro, la acción y reacción, los estímulos, impulsos… temas que investigan desde el primer año. Porque el intérprete no se vale solo de la palabra, hay gestos, pequeños detalles. Eso tiene mucha dificultad”.

Pero El alma buena de Se-chuan no solo le interesa desde lo actoral, sino por las ideas que subyacen en el texto. “La problemática social es un tema fundamental en el país en estos momentos. Por eso Brecht nos toca. El personaje principal se pasa toda la historia queriendo hacer el bien y los demás lo que hacen es sacar partido. Ahorita cuando salimos a la calle damos el paso, pero hay otro que nos empuja. Es importante esto porque el teatro transforma a los muchachos y también al público”, finaliza Bonilla.

El alma buena de Se-chuan
Teatro Luis Peraza, Valle Abajo
Funciones: viernes y sábado, 7:00 pm; domingo, 6:00 pm
Entrada: 150 bolívares