• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una batuta venezolana en la coronación del rey de Holanda

Christian Vásquez, director de orquesta/Leonardo Noguera

Christian Vásquez, director de orquesta/Leonardo Noguera

El músico aragüeño asumirá en agosto la dirección titular de la Sinfónica de Stavanger de Noruega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando atiende su teléfono celular, Christian Vásquez acaba de dirigir el primero de dos conciertos acompañado por su compatriota la pianista Gabriela Montero en la sala Dr. Anton Philipszaal de La Haya, la misma en la que mañana llevará la batuta para musicalizar la coronación de Guillermo Alejandro, nuevo rey de los Países Bajos.

El viernes y ayer, Vásquez condujo a la Orquesta Residente de La Haya a través de la obra Sherezade, la suite sinfónica que el ruso Nikolái Rimski-Kórsakov compuso en 1888. Con Montero, con quien había compartido un par de años antes en el Konzerthausse con la Orquesta de la Radio de Viena, se adentró en el Concierto N° 2 para piano y orquesta de Sergéi Rachmaninov. Pero mañana la cita trascenderá las fronteras de lo musical. Podría ser la primera vez que a un latinoamericano le corresponda asumir ese papel en un acto de semejante magnitud para ese país.

La oportunidad comenzó a hilvanarse en 2010, cuando Vásquez, formado en el Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, sustituyó momentáneamente en Bruselas al estonio Neeme Järvi, titular de la Orquesta Residente de La Haya. Luego invitaron al nacido en San Sebastián de los Reyes, estado Aragua, para varias citas y hace un mes le hicieron la propuesta para actuar en la ceremonia que se celebrará mañana. 

“Todo lo que se me presenta lo aprovecho al máximo, pero no suelo pensar en la magnitud de lo que está pasando y creo que es mejor seguir así”, dice el músico de 28 años de edad: “Quiero asumir las cosas con humildad. Hay personas que llegan a este punto y se les suben los humos. Si dirijo en un pueblito que nadie conoce, lo hago con la misma intensidad. La Quinta de Beethoven se puede interpretar igual en San Sebastián o en Ámsterdam”.

Cuenta que conoció a los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda en octubre de 2010, cuando estuvo de gira con la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño, de la cual es director titular. En esa oportunidad José Antonio Abreu, creador del sistema de orquestas, recibió el Premio Erasmus de manos del príncipe. La familia real de los Países Bajos fue testigo del talento del aragüeño y la orquesta venezolana.

Mañana, Vásquez y la Orquesta Residente de La Haya interpretarán la Marcha de coronación de Tchaikovsky, la obertura Reales fuegos artificiales de Handel y música de Copland, Mozart, Piazzola y del ejecutante del bandoneón Carel Kraayenhof, que también estará presente.

El venezolano tiene un reto en el horizonte. Arne Almroth, director artístico de la Sinfónica de Stavanger, lo considera “uno de los directores musicales más prometedores del mundo”. Lo dijo en 2011, cuando se anunció que asumiría la dirección titular de la orquesta noruega. El tiempo de espera se acorta. Su estreno será en agosto: “La expectativa –dice emocionado– es gigantesca. Ya estamos planificando mi primera temporada. Estoy ansioso de que pasen los días”.