• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La batalla interna para expiar las culpas

Ensayo de la obra de teatro "High"/Omar Véliz

Ensayo de la obra de teatro "High"/Omar Véliz

High, dirigida por Luis Fernández, formó parte de la oferta nacional en la decimoctava edición del FITC

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos tenemos una adicción. Esa es la frase con la que se presenta al público High, pieza dramática cuyos personajes confrontan sus más agresivos demonios con una fe que a ratos parece desvanecerse y que hasta ayer formó parte de la oferta nacional del FITC.

La decimoctava edición de la fiesta escénica finalizará el domingo en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes con un espectáculo que combina música y juegos de luces con los performances de agrupaciones como Origama y Primate.

La obra, que es original de Matthew Lombardo, se estrenó en Estados Unidos en 2010 y tuvo una corta temporada en Broadway. Fue allí donde la conocieron Mimí Lazo y Luis Fernández, quienes la trajeron al país. La traducción al castellano es de Oswaldo Machado, pero fue Fernández –que la dirige– el que le dio el toque venezolano al texto, que llega al público cargado de groserías y gritos, a ratos excesivos.

Carlota Sosa, Christian McGaffney y el autor de la serie de libros Sexo sentido son los encargados de dar vida a los tres seres miserables de la historia, cuyos secretos y pasados corrompen su realidad actual y los conducen a la violencia. Interpretan a una religiosa con problemas de alcohol y una trágica historia familiar, a un sacerdote que parece ocultar un terrible secreto y un adolescente homosexual que se prostituye para conseguir droga.

Los tres se encuentran cuando el religioso le pide a la hermana Elena que acepte a Andy en su centro de rehabilitación, como una forma de evadir la cárcel pues ha cometido un crimen. La monja duda, pero al final el sacerdote la convence y comienzan las sesiones de terapia en las que ella también deja correr sus miedos.

En una escenografía de muros grises y persianas que convierten al espectador en voyerista, con transiciones marcadas mediante un agresivo rock, los personajes se confiesan en medio de una lucha por la supervivencia y la búsqueda de la redención individual. Así se plantea al público la pregunta: ¿Es verdadero su deseo de ayudar al prójimo o sólo actúan para acallar la culpa que les señala la conciencia?

En una entrevista, Fernández afirmó: “High es, a fin de cuentas, una confrontación sin tregua con los motores de nuestra vida (…) Y lo más interesante es que lo hace a través del humor”.

 

High

Sala de Conciertos, Centro Cultural BOD-Corp Banca, La Castellana

Funciones: viernes y sábado, 10:00 pm; domingo, 8:00 pm

Entrada: 160 bolívares