• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La batalla entre la creatividad  y la crisis se mantiene al aire

Globovisión adquirió nuevos equipos que le permitirán producir sus programas en alta definición | Manuel Sardá

Globovisión adquirió nuevos equipos que le permitirán producir sus programas en alta definición | Manuel Sardá

La falta de insumos condiciona las fases de la producción televisiva. Decorados, vestuario y maquillaje son difíciles de conseguir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La magia de la televisión ha renovado sus trucos ante la crisis. Planos más cerrados, juegos de iluminación, reciclaje de vestuario y utilería son algunas de las técnicas que utilizan los productores de la pantalla chica para sortear la escasez de insumos necesarios en la industria del entretenimiento.

Las telenovelas viven su propio drama. Carlos Pérez, escritor del nuevo proyecto de Venevisión, Entre tu amor y mi amor, redacta cada uno de los capítulos en función de un número determinado de decorados.

“El escritor y el productor deben ir de la mano”, dice el autor que tuvo que cambiar el título original, En el mar la vida es más sabrosa, para no crear expectativas de que la telenovela se grabaría en exteriores.

Los dramáticos tienen locaciones fijas. “Cuando intentas grabar afuera tienes que considerar que no todo el mundo te alquila un sitio a buen precio. Por eso muchas veces usas la infraestructura del canal”, cuenta Manuel Federico Fraiz-Grijalba, productor ejecutivo de Amor secreto.

José Simón Escalona, vicepresidente de producción de RCTV, ha tenido que hacer frente a la dificultad de adquirir insumos necesarios para el decorado y el vestuario. “Estamos reciclando todo lo que tenemos”.

La escasez también ha condicionado el trabajo de dirección. Luis Olavarrieta, productor de Detrás de las cámaras, ahora utiliza el plano cerrado para que no se note el desgaste de la silla en la que entrevista a sus invitados. “Ese mueble nos costó 12.000 bolívares, ahora está en 170.000. Me he tenido que apoyar mucho en la posproducción, porque no tengo los elementos para ofrecer un programa de mejor calidad visual”.

Los recortes de presupuesto han hecho que se impulse el intercambio publicitario. El maquillaje es uno de los insumos que se consiguen bajo esa modalidad. “El equipo es más consciente de la manera en que se usan los cosméticos que nos asignan. Tienen que avisar cuando una pintura de labios está por la mitad para que haya tiempo de reponerla, por ejemplo”, señala Fraiz-Grijalba.

Su padre, Manuel Fraiz-Grijalba, es el vicepresidente ejecutivo de Venevisión. Indica que ha bajado el número de producciones que se hacían en el canal y que ante la escasez de materiales para los sets de programas de variedades se han propuesto mantener los estándares de calidad. “En algunos casos se hace difícil cristalizar las ideas tal como se concibieron, porque se hace cuesta arriba conseguir ciertas cosas. Pero siempre encontramos una vía alterna”.

La ausencia de invitados internacionales en este tipo de programas responde, entre otros factores, a que los productores no pueden satisfacer ciertas exigencias. “En Sábado Sensacional, por ejemplo, si una agrupación pide máquinas de humo hay que considerar que el alquiler de una sola cuesta 40.000 bolívares. Atenciones básicas como agua embotellada en el camerino no se ven cubiertas porque no se consigue”, cuenta un empleado del canal.

Eulises Castro, subdirector general de Globovisión, considera que no todo depende de la situación del país. “Lo que cuesta una escenografia hoy en día es lo que ha costado siempre. El tema está en si consigues o no ciertos elementos. Cuando trabajé en Venevisión se usaba el papel contact para todo y eso funcionaba en pantalla si la fotografía era bien manejada”.

Mientras algunos canales solo cuentan con presupuesto para experimentar de manera puntual con la alta definición, Globovisión anunció que producirá toda su programación en ese sistema desde octubre. “Antes de la compra del canal el atraso tecnológico era muy grande. Más allá de la inversión de dinero que se necesite, lo importante en la producción televisiva es la creatividad del capital humano”.

Otro canal que no da señales de haber sido afectado por la inflación o la escasez es TVES, que tiene uno de los magazines con el mejor despliegue técnico de la televisión nacional: TVES en la mañana, transmitido desde el estudio 1 de Venezolana de Televisión. “El más grande de Venezuela. Ningún canal local tiene la tecnología que se ve en el programa. De América Latina, hay muy pocos países con la escenografía que tenemos nosotros”, afirmó el productor Carlos Sacco en 2014. Se intentó contactar a personal del canal y no fue posible.


Cifra

170.000 bolívares cuesta la silla en la que Luis Olavarrieta entrevista a sus invitados en Detrás de las cámaras. Hace poco más de dos años la compró en 12.000 bolívares

izambrano@el-nacional.com