• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una ballena desestima la arrogancia del hombre  

El largometraje de Ron Howard recrea las dificultades de la tripulación del barco Essex en su misión de cazar cachalotes  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ron Howard genera intriga con el tráiler de En el corazón del mar, su más reciente película en la que además eligió nuevamente a Chris Hemsworth como protagonista. Solo que esta vez en lugar de encarnar al piloto de Fórmula 1 James Hunt, lo traslada al siglo XIX como el primer oficial Owen Chase.

No son pocos los que asocian el filme con una versión de Moby Dick. Es la primera interpretación que se hace, pero no. El director y los responsables de la historia Charles Leavitt, Rick Jaffa y Amanda Silver prefirieron adentrarse en una de las inspiraciones de la famosa novela de Herman Melville: el hundimiento del ballenero Essex.

No fue una tormenta lo que derribó la embarcación, sino un cachalote de impensables proporciones para los avezados de la industria ballenera, quienes se consideraban imponentes ante cualquier bestia.

En eso se centra el filme, como si quisiera afirmar que no hay cabida del todo al libro del Génesis en su capítulo 1, versículo 28: “Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la Tierra”.

Howard logra transmitir la aventura, en la que se destaca la incertidumbre, euforia y miedo de unos hombres que no esperan la muerte, sino resultados onerosos. Además, cada acción es realzada con la fotografía de Anthony Dod Mantle, ganador del Oscar en 2009 por ¿Quién quiere ser millonario?.

Owen Chase es un experto en la navegación, pero tiene que rendirle cuentas al capitán George Pollard (Benjamin Walker). Comienzan las fricciones entre ellos durante los meses en el mar para cargas los barriles con aceite de ballena. Desesperados ante lo poco fructífera de la misión, cuando reciben la información de un lugar en el Pacífico repleto de ballenas, pero también con un monstruo capaz de diezmar tripulaciones.

La tragedia fue real. De ella se nutre Herman Melville (Ben Whishaw), que en el filme entrevista a un viejo Tom Nickerson, que en su juventud estuvo en el Essex, testigo de cómo la codicia de ambos líderes los llevo a aguas desconocidas con la esperanza de una carga millonaria. Son los testimonios y confesiones los que sirven al autor estadounidense para su obra maestra: Moby Dick.


LEYENDA

La historia fue fuente de inspiración del escritor Herman Melville para su novela Moby Dick


FICHA

En el corazón del mar

Cinex y Cines Unidos