• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Ni bailo ni canto”

El animador de la gala, Seth Meyers | Foto: AFP

El animador de la gala, Seth Meyers | Foto: AFP

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Seth Meyers, antiguo miembro del reparto de Saturday Night Live y ahora anfitrión de Late Night with Seth Meyers, será el maestro de ceremonias de la 66º edición de los Emmy. El año pasado Neil Patrick Harris, protagonista de How I Met Your Mother, dejó la vara en alto con un fabuloso opening y un número de baile en el que se premió al Mejor Coreógrafo.

Ante esto Meyers, comediante y escritor, se adelantó en decir en una entrevista telefónica que no sabe ni cantar ni bailar, pero que sí puede contar buenos chistes. Dijo que tratará de pasar un rato divertido y de no extender los homenajes póstumos más allá de lo necesario.

—Es la primera vez que conduce los Emmy.  ¿Cuáles son los desafíos?

—He sido anfitrión en otros eventos como este y he aprendido que el show solo será bueno mientras mis chistes lo sean. Así que espero hacer un buen trabajo y para ello tengo a grandes escritores a mi lado. Desafortunadamente ni canto ni bailo, así que eso me limita un poco. Pero estoy tratando de desarrollar algunas ideas que me puedan ayudar.

—¿En qué se diferencia conducir los Emmy de hacerlo en Late Night?

—Lo grandioso de los Emmy es que como anfitrión tienes la responsabilidad de los primeros minutos del show y el resto de la gala solo tratas de mantenerte presente. Intentas que cada ganador y cada nominado disfrute su noche. Una buena parte de este trabajo es saber cuándo eres el anfitrión y cuando pasas a segundo plano.

—Dijo que la ceremonia del año pasado “fue la más triste de la historia”.

—Sí, sin duda

—Entonces, ¿qué verá el público en la ceremonia?

—Entiendo que las decisiones sobre los in memóriam la tomaron los productores y el anfitrión no tuvo nada que ver. Pero este año el equipo ha hablado de la importancia de hacer una ceremonia que celebre la vida, el trabajo. Es muy importante tener los homenajes póstumos, eso no lo niego, pero también es un error diseminarlos a lo largo de la ceremonia como se hizo el año pasado.

—¿Qué clase de chistes no podrá contar en esta edición?

—Una de las lecciones que aprendí es que nunca debes decir un chiste sobre una persona con la que debes irte a la fiesta después de los premios. Así que tratas de hacer comentarios sobre cosas justas,  pero con humor. Afortunadamente tengo un trabajo que me ha permitido conocer a la mayoría de los nominados y soy fanático de su trabajo, lo que me da algo de confianza.