• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Más que las bailarinas, mi gran reto son las madres"

Dance Moms por Lifetime | Cortesía Lifetime

Dance Moms por Lifetime | Cortesía Lifetime

La directora de la academia Reign Dance Productions asegura que nunca imaginó el éxito que tiene el programa. "Es una bendición", dice 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde Ciudad de México, la coreógrafa estrella del programa Dance Moms, Abby Lee Miller, atiende la conferencia telefónica. Se siente feliz y encantada de visitar el país de habla hispana que la recibió con mucho cariño. Asegura que nunca pensó ser una personalidad de televisión ni que sería reconocida en otras naciones, pero agradece los beneficios que le ha dado el show.

“Hago lo mismo desde hace 30 años, pero ahora duermo en lugares bonitos como los hoteles en los que tengo el privilegio de quedarme. Otra diferencia es que cuando voy al supermercado tardo una hora en salir porque toda la gente quiere una foto conmigo”, agrega la directora de la academia Reign Dance Productions, en Pittsburgh, Estados Unidos.

Miller indica que originalmente ella no iba a aparecer frente a las cámaras. Solo iba a estar a cargo de las coreografías. Pero después de que el equipo de producción terminó de grabar la primera parte, vieron los episodios y le ofrecieron participar en el show. “Allí fue cuando comenzó todo. Nunca imaginé esto, es una bendición. Hemos hecho 100 capítulos en los que he podido crear cerca de 400 rutinas y eso es algo increíble”.

La coreógrafa se caracteriza por no tener filtros al hablar, por decir lo que piensa sin temor a herir sentimientos. Por eso no vacila en contestar cuando se le pregunta qué es lo más difícil del show: “Mi gran reto son las madres, que incluso se portan peor cuando las cámaras están apagadas. En ese momento pueden gritar, pelear, decir groserías y quejarse de los productores, de mí, de mi negocio... Es horrible. Son madres que no tienen trabajo, que viajan alrededor del mundo gracias a Dance Moms. Más bien deberían sentirse agradecidas”.

Miller admite que es exigente y que le gusta que sus alumnas rindan al máximo, así tengan que repetir hasta el cansancio los bailes: “No siento lástima por ellas, sobre todo porque sus padres no saben nada acerca del show business y ahora están en la televisión en el mundo entero”. 

Aunque muchos televidentes podrían pensar que por su carácter la coreógrafa se lleva mal con sus alumnas o que pierde el contacto con ellas después de que salen de la academia, Miller dice que ha cosechado buenas relaciones. “Algunas de mis chicas están trabajando en Las Vegas, otra de mis bailarinas forma parte del musical de Broadway Wicked. Me gusta hablar con ellas a través de las redes sociales”.

La profesora de baile considera que para formar parte de la industria del entretenimiento hay que saber aceptar los comentarios. “Si no estás dispuesto a arriesgarte, entonces no estás preparado. Hay cientos de coreógrafos, pero creo que no todos saben manejar las críticas”.  


Dance Moms

Lifetime

Hoy, 8:30 pm