• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cinco artistas plásticos codifican su propio lenguaje en Fugas

Luis Salazar y Dulce Gómez son dos de los artistas que participan en la muestra | FOTO MANUEL SARDÁ

Luis Salazar y Dulce Gómez son dos de los artistas que participan en la muestra | FOTO MANUEL SARDÁ

Algunas de las obras critican la delincuencia, el uso que han dado a la imagen del Libertador y la violación de las leyes en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El arte no se ciñe a las convenciones. Su lenguaje se estructura con símbolos propios. El creador codifica su mensaje con el trazo del pincel o la textura de la arcilla, sin permitir que una palabra dicha o escrita defina sus propósitos.

Cinco artistas se expresan a través de sus obras. Todas parten de un mismo punto: la crítica social. Sus piezas dialogan en Fugas, exposición colectiva en la que se articula la relación entre el cuerpo, la cultura y la política.

Deborah Castillo desacraliza al Libertador. Un video muestra a un Simón Bolívar modelado en material flexible que se va desfigurando cachetada tras cachetada. No es la primera vez que la artista trabaja sobre su imagen. Anteriormente había presentado una serie fotográfica en la que besa un busto del prócer.

Luis Salazar exhibe una instalación llamada El peso de la ley, en la que critica el deterioro del marco legal venezolano. Sobre una silla se encuentra un ventilador que refresca a un martillo vinotinto. “La herramienta representa el sistema político”, dice el artista. Enfrente hay varias leyes nacionales cubiertas de arcilla, material que se va resquebrajando. “Es una metáfora de un país que se está cayendo a pedazos. Es crítica social con humor negro”.

Eduardo Gil presenta Manos arriba, una colección de rascadores de espalda de personajes de la cultura pop, como Mickey Mouse, que tienen los brazos levantados y son atravesados con una flecha. “Es símbolo de lo que afronta el venezolano todos los días en la calle, azotado por la delincuencia. ‘Hasta aquí llegamos’ es otra de las lecturas que se le puede dar a esta obra. La flecha nos remite a nuestras raíces, lo que somos en esencia”, indica la galerista Carmen Araujo.

El trabajo de pintura que aporta Dulce Gómez no es tan explícito como los anteriores. “Es más conceptual. Trabajo con superposiciones. Voy agregando elementos que dan textura y cuerpo sobre la superficie de la tela. Es una suerte de gravedad que hay en el lienzo y voy buscando equilibrio con el color”, detalla la artista, cuyo trabajo fue incorporado en la muestra por estar lleno de impulso. “De eso hablan las otras piezas, de la acción. Esto no es una pintura estática”, dice Araujo.

Jerry Martin es el creador peruano invitado a la exposición. Realiza sus paisajes con máquina de escribir. Mientras transcribía el libro El puño invisible: arte, revolución y un siglo de cambios culturales de Carlos Granés fue recreando un bosque deforestado.

“Todos estos artistas no se pueden ubicar en lenguajes convencionales, están siempre tensando la frontera de la creación. Concretan unas imágenes particulares, esquivas y laboriosas que se imponen con una suerte de fuerza casi orgánica”, afirma la curadora Sandra Pinardi.

Fugas
Galería Carmen Araujo Arte
Hacienda La Trinidad
Horario: martes a sábado, de 10:00 am a 5:00 pm; domingo, de 11:00 am a 4:00 pm
Entrada libre