• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Dos artistas abordan el traje como signo del vacío y los desplazamientos

La muestra confronta dos perspectivas del arte contemporáneo del país vecino a través de la pintura y otros medios | FOTO ALEXANDRA BLANCO

La muestra confronta dos perspectivas del arte contemporáneo del país vecino a través de la pintura y otros medios | FOTO ALEXANDRA BLANCO

Ana González y Yosman Botero parten de vestidos y chaquetas como códigos visuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La pérdida de sentido de los íconos del arte y la situación de los desplazados son los temas que estudian Ana González y Yosman Botero en la muestra Pass i Flora e Immaterial Matter, que ofrece dos miradas de la actualidad del arte contemporáneo colombiano en la galería Okyo, en colaboración con la galería bogotana La Cometa.

Ambos creadores parten de la indumentaria como signo. En las piezas de Botero están las chaquetas sin dueño que encarnan el vacío; en las de González, el vestido blanco alude al hecho de que muchas veces las víctimas de la violencia deben marcharse con lo que llevan puesto. “En muchas ocasiones los desplazados logran empacar sus trajes domingueros, que se transforman en un símbolo de dignidad en medio de la tragedia. En mi obra, estos representan la pureza y el alma que viaja con ellos. Desde hace diez años trabajo con una asociación civil que ayuda a los desplazados a aprender oficios para insertarse en la sociedad”, cuenta González por teléfono desde Bogotá.

La pintura es el principal medio empleado por ambos artistas. “Parto de íconos de la historia del arte para reflejar el vacío a partir de una serie de obras pintadas y presentadas dentro de cajas de acrílico”, dice Botero.

La estética del cómic y del pop art está presente en sus personajes, retratados irónicamente a la manera de Caravaggio, Robert Rauschenberg, Yoshitomo Nara, Leonardo da Vinci, Keith Haring, Takashi Murakami y el busto de Nefertiti. Gerardo Zavarce, curador de la exhibición, explica que el artista tiene una técnica muy particular, lograda a partir de la superposición de capas pictóricas en una caja de acrílico. “Ello le permite generar un falso volumen y construir espacios en los que en el fondo no hay nada y el sujeto es sustituido por la representación de la obra de arte, como Nefertiti o un Caravaggio. La pieza se mueve por los caminos de la autorreflexión y plantea el vaciamiento de sentido de la obra de arte en el espacio de exposición y de la propia cultura en general”.

Además de los vestidos, González presenta una serie vinculada con la naturaleza y el paisaje. Muestra fotografías de lugares deshabitados a causa del conflicto armado, un dibujo naturalista a la manera de los expedicionarios del siglo XIX y una sencilla rosa blanca elaborada en cerámica, entre otros. “El trabajo con la naturaleza es una tradición en el arte colombiano. A diferencia del paisajismo heroico que caracteriza la pintura venezolana, en Colombia el territorio es evocado como un espacio contingente. González lo enfoca por la línea de la pintura botánica. Flora, territorio y contexto aportan también la idea de la renovación”.

La artista toma la flor de la parchita, llamada pasiflora, y propone un juego de palabras: “paz y flora”, por medio del cual analiza la raíz del tema: que el conflicto armado, y todas las guerras, tiene como base la pugna por un pedazo de tierra. “En la exposición ofrecemos dos miradas. Son dos trabajos de jóvenes artistas del país vecino que generan una síntesis de dos visiones absolutamente diversas de la contemporaneidad relacionadas con la práctica artística”, indica Zavarce. 


Pass i Flora e Immaterial Matter

Obras de Ana González y Yosman Botero

Inauguración: domingo, 11:00 am

Galería Okyo, edificio La Hacienda, calle Veracruz, Las Mercedes

Horario: martes a viernes, de 10:00 am a 1:00 pm y de 3:00 pm a 6:00 pm; y sábados y domingos, de 11:00 am a 2:00 pm

Entrada libre