• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las armonías de María Rivas son sonoras y visuales

Rivas fue la encargada de crear el afiche principal de los Grammy latinos | Foto Cortesía

Rivas fue la encargada de crear el afiche principal de los Grammy latinos | Foto Cortesía

La cantante-pintora ofrecerá un concierto-exposición el 25 de octubre en la Universidad de Miami

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuenta María Rivas que sufrió un accidente en Caracas a bordo de una motocicleta en 1987 y que, casi como Frida Kahlo –pero sin el componente dramático–, comenzó a desarrollar su personalidad pictórica durante el reposo médico. En cama, se sumergió en el jazz y en la música de Elis Regina y surgió de sus manos un estilo de líneas fracturadas que lograron encontrar un punto en común entre los reinos en los que ha vivido toda su vida: el de los sonidos y el de las imágenes.

La María Rivas de los lienzos había sido una suerte de álter ego oculto, por lo menos para los medios de comunicación, hasta que se difundió la noticia de que fue escogida por la Academia Latina de la Grabación (de Estados Unidos) como artista oficial de la 14° ceremonia de entrega de los premios Grammy Latinos, que será el 21 de noviembre en Las Vegas.

“Boris (Bossio, su aliado) introdujo mi trabajo, que compitió contra otras propuestas y fui escogida. ¡Es una gran oportunidad!”, dice emocionada a través de su teléfono celular, a punto de abordar un vuelo de Los Ángeles a Miami. “Desde niña comencé a pintar. Siempre estuve estudiando y a los 21 años de edad empecé a cantar. Trabajé como diseñadora de moda y seguía siempre usando el óleo y el acrílico”, dice la artista que en 1992 irrumpió en emisoras radiales venezolanas gracias a “El manduco”.

Fue la encargada de crear el afiche principal de los Grammy Latinos, en el que un gramófono es penetrado por un ojo a lo Dalí. En la obra, tal como su autora lo manifiesta, hay ecos de Chagall, Magritte, Picasso y Matisse. Esas formas se extenderán hasta las entradas, invitaciones, programas de mano y grandes pósters.

Rivas, quien ahora vive entre Florida, España y Venezuela, presentó en el pasado la serie titulada American Jazz Greats, que reunió retratos de Nina Simone, Chet Baker y Miles Davis. Ahora trabaja en un espectáculo que presentará en el Field House de la Universidad de Miami el 25 de octubre. Ese día confluirán sus dos vertientes artísticas. Por una parte, cantará al lado de Araya-Orta, cuarteto cubano que ha acompañado a artistas como el clarinetista y saxofonista Paquito D’Rivera.

El show, que pretende llevar luego a Venezuela, Colombia, México y Argentina, se apoyará en una exposición de pinturas inspiradas en personalidades como los argentinos Astor Piazzola y Gustavo Cerati, el brasileño Antonio Carlos Jobim, los mexicanos Agustín Lara y María Félix, la española Sara Montiel y los cubanos Gloria y Emilio Estefan.  

También serán homenajeados sus compatriotas Oscar D’León y Aldemaro Romero, en quien se detiene porque fue uno de sus grandes compañeros de armonías. Recientemente estuvo en el concierto debut del trío que lleva el nombre del principal artífice de la onda nueva, que se realizó en el Centro Cultural BOD-Corp Banca.

“Estaba sufriendo con un virus gripal, pero me sentí increíble –confiesa Rivas–. Fue grandioso compartir con Gustavo Carucí, Miguelito (De Vincenzo) y Pedrito (López), que era uno de los pianistas que más quería Aldemaro, y me encantó reencontrarme con Biella (Da Costa). Además, escogí el tema que me atreví a cantar en Radio Capital con Gustavo Pierral cuando tenía 17 años: ‘Así eres tú’. Aldemaro fue mi segundo padre. Fuimos unos amigos muy pero muy cercanos”.