• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una antología registra la evolución del volumen

Escultura escultores agrupa a tres generaciones de artistas que reflejan los cambios de ese arte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El arte de manipular volúmenes permitió a un grupo de creadores dar a conocer otros ángulos de sus obras, aquellos que quedan escondidos cuando se inventa sobre un objeto plano. Estudiar y conocer la evolución de ese estilo y los planteamientos conceptuales que lo rodean es el objetivo de la exposición Escultura escultores, que la Galería de Arte Ascaso inaugurará el domingo a las 11:00 am, con la curaduría de la crítico e investigadora Bélgica Rodríguez.

Se trata de una antología, en la que predominan la geometría y lo abstracto por sobre el arte figurativo, que reúne a 37 artistas venezolanos, muchos de los cuales son premios nacionales de cultura. Están agrupados desde los primeros maestros, que comenzaron durante los años cincuenta, cuando la reforma del sistema educativo añadió la opción de la enseñanza de escultura en la Escuela de Artes Plásticas de Caracas, hasta los representantes contemporáneos que se dieron a conocer en las últimas décadas del siglo XX. Así se plantea un recorrido por la historia artística del país en una muestra propia de un museo, señala la curadora.

“Desde hace mucho tiempo no se tenía una exposición de este estilo. En este caso, dividí la muestra en tres generaciones de artistas. Lo que más me interesa es el sentido pedagógico y educativo: que el público pueda hacer una comparación de maestros según la época”, indica Rodríguez.

El recorrido comienza en el primer piso de la galería. Allí el cinetismo de Jesús Soto se encuentra con los olivos y caballos de Alirio Palacios, las mujeres –Amazonas y Roberta– de Oswaldo Vigas y las indígenas de Cornelis Zitman, al lado de piezas de Pedro Briceño y Harry Abend. Todos junto a obras de quien es considerado el impulsor de la escultura moderna: Francisco Narváez, que trabajó materiales como la madera y la piedra de Cumarebo.

En el siguiente piso, el espectador –como quien pilota una máquina del tiempo– halla las propuestas de artistas criados por la revolución de los años sesenta y setenta. Una generación a la que pertenecen Edgar Guinand, Rolando Peña, Milton Becerra, Felipe Herrera, Carlos Medina y Jorge Zerep. Allí habitan también las figuras de cuatro ceramistas que asumieron el material y se alejaron de su función utilitaria, entre ellas Colette Delozanne y Belén Parada.

En el último salón, los hombres de James Mathison y los arcos de Sydia Reyes cohabitan con las propuestas de J. J. Moros, Vicente Antonorsi, Luis Millé y Humberto Salas, entre otros.

“Yo me quedo con los viejos. Entiendo muy poco lo moderno: la música, la manera de vestirse. Hay un abismo entre las generaciones. Me parece muy bien que así sea, pero lo mío es otra cosa”, afirma Zitman.

Janine de Vigas, esposa del escultor, agrega: “Estoy muy contenta de presentar a uno de los muy pocos pintores venezolanos que ha pasado a la escultura felizmente. Ha sacado a sus personajes de los cuadros. Yo le dije: ‘¡Al fin les vemos las nalgas a tus brujas!”.

Escultura escultores
Galería de Arte Ascaso, entre calles Mucuchíes y Monterrey, Las Mercedes
Inauguración: domingo, 11:00 am
Entrada libre
Información: www.ascasogallery.com