• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una antología celebra la obra figurativa de Régulo Pérez en su Bolívar natal

Los colores intensos y planos son uno de los rasgos distintivos de la obra de Pérez | FOTO CORTESÍA FUNDACIÓN MUSEOS NACIONALES

Los colores intensos y planos son uno de los rasgos distintivos de la obra de Pérez | FOTO CORTESÍA FUNDACIÓN MUSEOS NACIONALES

El pintor oriundo de Caicara del Orinoco exhibe lienzos que reflejan su proximidad con el paisaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Resumir las seis décadas de trayectoria del pintor Régulo Pérez en 20 obras no es tarea sencilla, pero esa es la apuesta de la antología La rosa de los vientos, que presenta actualmente el Museo Jesús Soto de Ciudad Bolívar. La muestra, que se lee como un resumen y a la vez como un tributo al artista, recorre su producción desde los años cincuenta hasta la actualidad.

Aunque este año el pintor nacido en 1929 en Caicara del Orinoco no celebra ningún número redondo, el museo le dedica una individual para destacar su vínculos con la región y su paisaje, que mantiene a pesar de haber partido a Caracas en 1945 para estudiar en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas.

La curaduría hace hincapié en piezas clave como El coto de caza, con la que obtuvo el Premio Nacional de Pintura en 1967, así como obras en las que la relación que establece entre el dibujo y el humor gráfico es evidente. La ubicación de sus propuestas en el paisaje guayanés se ve reflejada en creaciones como El lagarto de Sarisariñama, fechada en 1979. “El dibujo es el punto de partida tanto de su obra pictórica como de sus caricaturas e ilustraciones, en las que recrea la cotidianidad del hombre urbano y rural”, se lee en el texto curatorial presentado por la Galería de Arte Nacional, coorganizadora de la muestra.

La GAN recalca asimismo la sensibilidad que tiene el pintor para reflejar la realidad, con todo lo maravilloso y terrible que la compone. Su interés por la naturaleza está patente en piezas como Entrando a Caicara del Orinoco (2013), La autopista de la selva (1976) y La última tortuga del Orinoco (1995). “Sus imágenes, síntesis conceptual de su intencionalidad como artista, cuestionan de manera directa o implícita, con humor y verbo mordaz, lo político, lo social y lo cultural, develando ante el espectador sus monólogos internos para incentivar un diálogo reflexivo”, indica el texto.

El manejo del color plano, sin degradaciones, la precisión de sus líneas y la presencia abundante de detalles y elementos dentro de sus composiciones son dos de los ejes de las pinturas expuestas, que evidencian la constancia de Pérez a la hora de construir un lenguaje propio. En el libro que le dedica la Colección Arte Venezolano del Iartes, la investigadora Tarim Gois señala que el creador tiene el mérito de no plegarse a las modas ni a los dictámenes del mercado. “Este artista nos muestra en sus obras una visión plural y ajena a toda norma académica, su interés en la actualidad política, económica y social lo lleva a buscar intensamente una comunicación entre una realidad expresada a través de la caricatura, el dibujo o la pintura, y el espectador”.

Pérez es uno de los pintores más importantes del movimiento figurativo. Formó parte del Taller Libre de Arte y de Los Disidentes. Se formó en Roma y París. En esta última ciudad estudió pintura mural y litografía. En 1955 representó a Venezuela en la Bienal de Venecia, exposición a la que acudió nuevamente en 1980 junto con Oswaldo Subero. “Con su rica experiencia intelectual nos ha ofrecido  a lo largo de su carrera como pintor, caricaturista, escritor y humorista, una nueva visión plástica de la figuración que logra resaltar lo anecdótico, lo metafórico y lo cotidiano cargado de códigos sociales”, indica Gois.

El artista se ha caracterizado por su facilidad para emplear medios diversos, desde el tradicional óleo hasta la gráfica, la tinta, los esmaltes, el carboncillo y el acrílico. “Ha logrado transmitir  no sólo la denuncia sobre algún aspecto, sino parte de su personalidad sensible, humanista, anecdótica y transparente a través de una diversidad de técnicas con dominio de los medios expresivos, que ha logrado aportar, resaltar y conseguir un renombre importante tanto nacional como internacional dentro de las artes plásticas venezolanas”, escribe Gois.


La rosa de los vientos

Antología de Régulo Pérez

Museo de Arte Moderno Jesús Soto, avenida Germania, Ciudad Bolívar

Horario: martes a viernes, de 9:00 am a 5:00 pm. Sábado y domingo, de 10:00 am a 4:00 pm

Entrada libre