• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La antigua mansión de Versace en Miami será subastada este martes

La mansión Casa Casuarina en South Beach (Miami) / EFE

La mansión Casa Casuarina en South Beach (Miami) / EFE

La noticia ha despertado el interés de compradores nacionales e internacionales, entre los que figuraría el ex futbolista británico David Beckham y su esposa, Victoria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mansión Casa Casuarina en South Beach (Miami), en cuya entrada fue asesinado en 1997 el diseñador italiano Gianni Versace, será subastada este martes por un precio inicial de 25 millones de dólares.

La casa de subastas Fisher Acution Company ha sido la encargada de organizar el evento, que se celebrará en el interior de la mansión pero será cerrado a la prensa.

La subasta, según medios locales, ha despertado el interés de compradores nacionales e internacionales, entre los que figuraría el ex futbolista británico David Beckham y su esposa, Victoria.

Los interesados debían presentar antes de la subasta un depósito inicial de 3 millones de dólares (2,2 millones de euros) y demostrar fondos por 40 millones (30,3 millones de euros).

La casa tiene unos 6.100 metros cuadrados con 10 habitaciones, 11 baños, una espectacular piscina de mosaicos con incrustaciones en oro, un observatorio astronómico, un jardín barroco con esculturas y techos recubiertos con frescos mitológicos.

Versace compró en 1992 lo que era un viejo edificio de apartamentos de estilo español y lo transformó en un lujoso palacio de estilo Imperio Romano, rodeado de exuberantes jardines, esculturas de bronce y sus famosas cabezas de Medusa -su sello más personal-, empotradas en la verja de los muros que la rodean.

El diseñador italiano fue asesinado de dos balazos en la cabeza el 15 de julio de 1997 en los escalones de la entrada de la mansión tras desayunar en un cercano restaurante donde compraba todas las mañanas "Il Corriere della Sera" y revistas francesas.

El asesino, Andrew Cunanan, un hombre que se prostituía con clientes homosexuales ricos y que fue acusado de otros dos asesinatos, se suicidó nueve días después en una casa flotante anclada a unos dos kilómetros al sur de la mansión de Versace, tras una intensa búsqueda por parte de las autoridades estadounidenses.