• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

A 200 años de su nacimiento, Verdi suena cada vez más fuerte

Ilustración: Lemus

Ilustración: Lemus

Hoy el Sistema de Orquestas se adelantará a la efeméride y le rendirá tributo al genio de la ópera 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Plácido Domingo sentenció: “Verdi no es el mejor compositor de ópera, pero sí el que más llega al corazón de la gente”. Su frase es un bocadillo para los ceñudos que se preguntan qué significa ser “el mejor”. La respuesta pierde importancia ante una verdad del tamaño de una montaña: la obra operística del italiano es la que más gusta y es, por tanto, la que posee más registros discográficos y la más interpretada en los principales teatros del planeta. 

El ilustre artista, que dejó una casa de reposo para músicos en Milán –que todavía existe–, cumplirá 200 años de nacido la semana próxima. Por eso, desde que comenzó el año su vida ha sido discutida en auditorios, sus títulos han estado aún más presentes en marquesinas y sus composiciones han sido reinterpretadas en álbumes. De hecho, Domingo manifestó su opinión a propósito de un disco que fue editado en septiembre, el cual llamó simplemente Verdi. Para su realización, el tenor español adaptó su voz a registro de barítono. Recientemente Decca también presentó una revisión de su Réquiem, dirigido por el argentino-israelí Daniel Baremboin, al frente de la Orquesta y el Coro del Teatro alla Scala y de los solistas Anja Harteros, Elina Garanca, Jonas Kaufmann y René Pape.

Verdi es digno de celebración. Desde Bilbao hasta Quebec y de La Paz a Moscú, los amantes de la ópera festejan el natalicio del artista nacido en Le Roncole, aldea de la provincia de Parma, en Emilia-Romagna. Allí, en la casa donde nació –ahora es museo–, comienza una ruta turística que se ha desarrollado para seguir los pasos del compositor.


Vida prolífica. Giusseppe Verdi vivió entre 1813 y 1901 y tuvo un período de actividad creativa que abarcó aproximadamente 60 años. Además fue senador y notable activista por la causa patriótica. Comenzó por obras como Oberto y Nabucco, de la cual se desprende el “Va pensiero”, un canto nacionalista que es considerado un segundo himno en Italia. Rigoletto, La traviata e Il trovatore, su trilogía –aunque él no las pensó en conjunto–, junto con Aída, son sus óperas más populares. También son relevantes las que escribió inspirado en historias de William Shakespeare, a quien admiraba profundamente: Macbeth, Otelo y Falstaff, los dos últimos con libretos de Arrigo Boito.  

“La fuerza que tiene la música de Verdi es impresionante. Sientes que va a reventar. Además, es importante cómo se presenta la psicología de cada personaje en sus óperas”, dice la investigadora Milvia Piazza: “Con Falstaff, por ejemplo, se abre el siglo XX. Él muere en 1901 y la escribe unos años antes, pero le funcionó como punto de partida a Puccini, que no hubiese podido escribir varias de sus piezas sin estudiar ésa. Ahí está una clave de su genialidad: tener 80 años de edad y ser moderno, contemporáneo y no conformarse con lo que había planteado en sus primeros trabajos”.

El músico se casó con Margherita Barezzi, hija de su mentor Antonio Barezzi, y con ella se estableció en Milán. Pero la perdió trágicamente junto con sus hijos, por enfermedades, en un lapso de 3 años. Tiempo después conoció a Giuseppina Strepponi, una famosa soprano que participó en el estreno de Nabucco. La artista, que luego sufrió problemas de salud y cuya voz decayó, se trasladó a París y mantuvo contacto con Verdi hasta que se mudaron al Palacio Cavalli de Busseto. Fueron inseparables, a pesar del rechazo social que despertaba su relación. En esa historia de amor se enfocará una presentación, titulada Verdi 200, que se escenificará en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño el 31 de octubre.


En la pequeña Venecia. Los diálogos de “Peppina” Strepponi y Verdi serán el esqueleto del show. La pareja será interpretada por la maestra Isabel Palacios y el actor Luigi Sciamanna. El espectáculo, presentado por el Instituto Italiano de Cultura, Piazza-Oscher Producciones y el TTC, contará con la participación de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, dirigida por Rodolfo Saglimbeni. Actuarán el Coro de Ópera Teresa Carreño, el Octeto Académico de Caracas, las sopranos Betzabeth Talavera y Giovanna Sportelli, la mezzosoprano Katiuska Rodríguez, el tenor David Hidalgo y el barítono Franklin de Lima, quienes abordarán arias, duetos y escenas completas.

Hoy, a cinco días de la fecha conmemorativa, también se concretará una cita importante. La Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar y la Sinfónica Simón Bolívar, dirigidas por Joshua Dos Santos, recorrerán la historia del autor de La traviata a las 5:00 pm en el Centro de Acción Social por la Música, sede del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.


Bicentenario de Verdi


Hoy

5:00 pm

Sinfónica Simón Bolívar y Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar

Sala Simón Bolívar, Centro de Acción Social por la Música, bulevar Amador Bendayán, Quebrada Honda

Entrada libre


Verdi 200


Jueves 31 de octubre

8:00 pm

Sala Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño, Los Caobos

Entradas: 80 y 150 bolívares

Información: 574-9122