• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Karl Hoffmann llevará sus clases de actuación al exterior

El 6 de octubre comienza el noveno Diplomado de Animación y Conducción de Programas de Radio y TV, con reconocimiento de la Universidad Central de Venezuela, UCV, la Cámara Nacional de Locutores y la Asociación de Productores Independientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fundación Para el desarrollo del arte, la cultura y la educación, CICA, dirigida por Karl Hoffmann, nació en una mesa del aeropuerto internacional de Simón Bolívar en Maiquetía: el primer actor, mientras esperaba arribar un vuelo, se preguntó qué pasaba con la nueva generación de actores.

En ese momento, se le ocurrió  “diseñar un sistema y un contenido programático que se adecue a cómo yo veo la profesión y cómo a mí me hubiese gustado tener la posibilidad de estudiarla”, dijo Hoffmann en una entrevista para El Nacional.

“Yo veía que existían déficit actorales. La manera de ingresar a la televisión era a través de un gimnasio o de amistades y cuando se ve los resultados”, agregó el actor.

El actor confesó haberse sentido asustado cuando comenzó con la CICA, pero se sorprendió con la receptividad. En 2005, que fue la primera edición, se inscribieron 70 alumnos.

“Yo pienso que la propuesta es interesante, es mucho de juegos escénicos. Se ve televisión, se ve cine, se ve producción. Por eso le llamamos Centro Integral de Capacitación Artística, que son las siglas de CICA”.

La fundación también dicta diplomados avalados por la UCV, la Universidad Internacional del Caribe, con sede en Curazao, en todos los aspectos audiovisuales como: producción, animación, locución, dramaturgia, dirección de medios audiovisuales y radio. 

Hoffmann señaló que su fortaleza es la formación actoral. CICA inició con un grupo de actores que tenían la misma misión y los mimos intereses, y que se comprometieron en dejar su legado y experiencia en las nuevas generaciones.

La misión del centro integral es ofrecer cursos y talleres para convertir los jovenes, en verdaderas generaciones pensantes.

Las clases de actuación profesional son para personas mayores de 20 años de edad en el cual se aplica el método Stanislavski, el cual consiste en el que el estudiante trabaja consigo mismo por 10 meses y luego trabaja con el personaje otros 10 meses. “En un plazo de dos años, tu estudias el nivel de actuación profesional. Creo que es el mínimo que se puede optar para estudiar”, agregó.

Como parte de una estrategia de mercado, en la que aprovecha que es conocido en Panamá, Hoffmann decidió expandir las fronteras e internacionalizar el proyecto. Para el 2016 CICA tendrá una sede en ese país y después probará suerte en República Dominicana.

El proyecto de exportación incluirá las clases de actuación, además de coaching para actores, animadores y modelos con poca experiencia. Dentro del área gerencial y empresarial, el coaching se ha incorporado como una herramienta  gerencial efectiva  a nivel de empresas y corporaciones,  donde la actuación y la capacidad creativa son aplicadas a ventas y  gerencia con comprobada eficacia.

Karl Hoffmann actualmente está participando en la telenovela juvenil, A puro corazón, que es una adaptación de la serie A todo corazón de 1997, en la que interpreta un padre con carácter domínate.