• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

A 50 años de la Beatlemanía

Un domingo como hoy, pero en 1964, los ídolos hicieron su primera aparición en el Ed Sullivan Show, grabado en Nueva York 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cuarteto de Liverpool jamás pensó que generaría semejante furor.

Brian Epstein, el manager de The Beatles, se había fijado una meta: hasta que no tuvieran un sencillo en el primer lugar de las listas de popularidad en Estados Unidos, el cuarteto no visitaría ese país. En el Reino Unido el furor ya era notable desde principios del año 1963, pero nada había ocurrido del otro lado del Atlántico, principalmente porque Capitol Records, filial de la disquera EMI, no había hecho ningún esfuerzo por promocionar sus temas.

Todo cambió en cuestión de dos meses. Los rostros de Paul McCartney, John Lennon, Ringo Starr y George Harrison aparecieron por primera vez en la televisión estadounidense el 18 de noviembre de ese año. Cuatro días después, CSB transmitió un reportaje matutino de 5 minutos sobre el fenómeno. Esa noche sería repetido, pero el asesinato del presidente John F. Kennedy obligó a cancelar la emisión. Tras el duelo, “I Want To Hold Your Hand” comenzó a sonar con insistencia y a comienzos de 1964, en solo tres semanas, el pegajoso sencillo había vendido más de millón y medio de ejemplares. Eso, sumado a millones de afiches colocados en las calles de ese país, preparó el terreno para los jóvenes, tal como lo quería Epstein.

El viernes 7 de febrero los ídolos abordaron el vuelo 101 de Pan Am en el aeropuerto Heathrow de Londres con destino al que acababa de ser bautizado como John F. Kennedy, en Nueva York. Una multitud los despidió, pero una más ensordecedora los recibió. Ese frenesí puede observarse en el documental The Beatles: The First U.S. Visit (1991).

El domingo, con un Lennon ansioso y un Harrison con 38° de fiebre, la banda hizo la primera de varias apariciones en el programa Ed Sullivan Show, grabado en el edificio en el cual actualmente funciona el estudio del Late Show de David Letterman.

La transmisión, que fue vista por 73 millones de personas -una cifra récord de audiencia-, es considerada el inicio de la Beatlemanía y un fenómeno al que estudiosos de la cultura pop llamaron “la invasión británica”.