• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

2012 Otro año de expansión para el Sistema

Dudamel y la Simón Bolívar actuaron en el Royal Festival Hall de Londres

Dudamel y la Simón Bolívar actuaron en el Royal Festival Hall de Londres

La institución musical más importante del país no sólo creció porque su filosofía alcanzó Groenlandia y se consolidó en Europa y Estados Unidos. También fortaleció proyectos de música popular y se confabuló con ídolos salseros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El caudal noticioso que genera el Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela es suficiente para hacer un semanario. Es una institución que crece a velocidades insospechadas, capaz de ampliar constantemente sus límites físicos y artísticos y navegar entre la vocación social y el universo pop.

El año comenzó con el Proyecto Mahler, una osada iniciativa de Gustavo Dudamel que le permitió presentarse simultáneamente con la Simón Bolívar y la Filarmónica de Los Ángeles. El barquisimetano, que recibió su primer Grammy en esos días, dirigió de memoria toda la obra sinfónica del compositor bohemio-austríaco –nueve obras– en un par de tandas que se dieron en un lapso de seis semanas. Ningún director había hecho semejante proeza.

Fue Dudamel y la Simón Bolívar los que se confabularon con Rubén Blades para revivir el álbum Maestra vida, que fue interpretado completo en la base aérea de La Carlota. El show del 22 de julio fue criticado por deficiencias del sonido, pero aún así fue el más concurrido del año: asistieron más de 200.000 personas, según los organizadores.

El director protagonizó varias giras internacionales que involucraron al sistema de orquestas. La institución se encontró de cerca con réplicas como la que nació en el pueblo de Stirling, en Escocia. El proyecto Big Noise conoció a su autor intelectual: José Antonio Abreu. A ese remoto lugar, en un descampado y bajo la lluvia, el ídolo de los rulos llevó el “Alma llanera”.

Dudamel y la sinfónica cumplieron una residencia en el Royal Festival Hall, en Londres, y continuaron por Ámsterdam, Barcelona y Madrid. En diciembre realizaron su tercera gira estadounidense, que incluyó Berkeley, Chicago, Washington y Filadelfia. En Nueva York hicieron una serie de presentaciones en el Carnegie Hall.

La expansión. No sólo la Simón Bolívar brilló. La Sinfónica Juvenil de Caracas hizo dos giras: una en mayo, que incluyó Portugal y Noruega, y otra en septiembre que los llevó por Italia, Rusia, República Checa, Bélgica, Austria y Alemania.

La Sinfónica Juvenil Teresa Carreño actuó en Francia, Alemania y Noruega. El Ensamble de Percusión estuvo en Inglaterra, Escocia, Irlanda y Suecia. La Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar realizó un periplo por Alemania y otro por Estados Unidos. La Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar cruzó las fronteras por primera vez y visitó cinco ciudades de Colombia. Lo mismo ocurrió con el Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar, que viajó por Estados Unidos, Italia, Canadá y Japón; y además se convirtió en el primer ensamble latinoamericano en ese formato que firma un contrato con el sello Deutsche Grammophon.

Este año se firmó un acuerdo de intercambio pedagógico con el Servicio de Educación Cultural y Artística de Corea. El objetivo es la creación oficial del sistema de orquestas en ese país. Y en octubre se conoció la historia de Ron Davis Álvarez, un músico de 26 años de edad formado en el Núcleo de Guatire que depositó una semilla de la institución en Uummannaq (Groenlandia), un lugar al que para llegar, desde Caracas, es necesario tomar seis aviones, un helicóptero y un trineo llevado por perros.

Las visitas

Varios maestros atendieron la invitación del sistema de orquestas. A Venezuela volvieron la chelista rusa Natalia Gutman y Helmuth Rilling, especialista en Bach. Estuvieron de visita el director español Rafael Fruhbeck de Burgos y la arpista de la Filarmónica de Berlín, Marie-Pierre Langlamet. Los salseros Oscar D’ León, Eddie Palmieri y Gilberto Santa Rosa conocieron el Centro de Acción Social por la Música.