• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

2015 es un año aniversario para discos clásicos

Varios álbumes de artistas venezolanos estarán de aniversario en 2015. Algunos más longevos que otros y, aunque tal vez no sean conocidos en su totalidad por el público en general, contienen temas que se han convertido en clásicos, bien sea entre los seguidores del género respectivo o del ideario nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Producciones de Aldemaro Romero, Hugo Blanco, Simón Díaz, Desorden Público y Los Mentas cumplen una década, o más, este año. No todos pueden conseguirse actualmente en formato físico, pero algunos medios como Youtube permiten escucharlos. Itunes es otra herramienta para el acceso a las grabaciones

Música venezolana en orquesta

En 1955 Aldemaro Romero presentó Dinner In Caracas, el primer disco del compositor y arreglista venezolano que entonces tenía 27 años de edad. Fue lanzado por el sello estadounidense RCA Víctor, que realizó una serie llamada Dinner In…en varias ciudades latinoamericanas como La Habana, Río de Janeiro, Buenos Aires y Ciudad de México. El álbum es considerado un clásico por hacer versiones, con orquesta de salón, de canciones tradicionales venezolanas como “Alma llanera”, “La reina”, “Dama antañona”, “Adiós a Ocumare” y “Barlovento”. Algunas piezas pueden escucharse en Youtube. El disco en versión digital puede adquirirse por 60 dólares en Itunes. Un año después, en 1956, Romero dirigió la orquesta en Dinner in Colombia, con temas como “Flores negras”, “Santa Marta”, “Caprichito” y “El trapiche”.

55 años de “Moliendo café”

El nuevo ritmo orquídea, de Hugo Blanco, es un disco que contiene piezas resaltantes como “Orquídea”, “Noche blanca”, “Madrigal”, “Mis sueños”, “La perdiz” y “Fantasía criolla”. Sin embargo, hay una que trascendió más allá de Venezuela: “Moliendo café”. En el álbum, de 1960, aparece la versión instrumental interpretada por el arpista. La pieza ha sido versionada decenas de veces por otros artistas como Mario Suárez, José Feliciano, Azúcar Moreno, Lucho Gatica, Dámaso Pérez Prado, Plácido Domingo, José Luis Rodríguez, Ricardo Montaner y la arpista japonesa Mika Agematsu. En el año de su publicación, en los créditos del álbum, el tema tiene como autor a José Manzo, a quien también se le atribuye la composición, como ocurre con otras canciones de El nuevo ritmo orquídea que puede escucharse completo en Youtube.

Un caballo sabanero se hizo famoso

Simón Díaz cantó en “Caballo viejo” sobre el amor sin edades, el paso del tiempo, la cercanía de la muerte, las oportunidades y la pasión desenfrenada. La pieza vio luz por primera vez en 1980 en el disco Golpe y pasaje: Caballo viejo, que posee otros temas del cantautor venezolano como “Mercedes”, “Despedida”, “Angustia” y “El preso”. En la grabación, el músico estuvo acompañado por el Conjunto Criollo de Candido Herrera, el guitarrista Gabriel Rodríguez y el maraquero Mario Díaz. En 35 años, “Caballo viejo” ha sido versionada no solo en su género original, sino también en jazz, cumbia, rock, salsa por artistas como Rafael, Gilberto Santarrosa, Juan Gabriel, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, Sin Sospechas, Sandro, Gipsy Kings y Ray Conniff.

El ska empezó a sonar a Caribe

Gerry Weil no solo fue profesor de guitarra de Horacio Blanco, sino también el productor de En descomposición, segundo disco de Desorden Público que salió a la venta en 1990. No es el más popular de la agrupación, pero representó un cambio en el sonido del grupo al fusionar su música con ritmos caribeños, lo que empezó a caracterizarlos. Con la producción se alejaron de esas pretensiones de hacer un ska londinense en Caracas para aceptar y hacer notar esas influencias musicales propias de cualquier habitante de la ciudad. Si bien hubo cambios en el sonido, el espíritu contestatario se mantuvo. Temas como “Skándalo”, “El hombre con la pistola”, “Peces del Guaire” y “Promesas” retratan un país hastiado por la corrupción, la inseguridad y los engaños de los políticos. Recientemente la banda reeditó toda su discografía.

Los desordenados se visten de diablo

Desorden Público comienza el nuevo milenio en el año 2000 con Diablo, un disco con una de las piezas infaltables en el repertorio de la banda: “Combate”, tema en el que se afianza el sentimiento de cantar sobre lo que consideran injusticia. Los albores del nuevo siglo, el furor tecnológico por la Internet y las promesas de la ciencia se reflejan en canciones como “El clon” y “Cyber revolucionario”. Es el último álbum de estudio en el que participan el guitarrista Antonio Rojas, el saxofonista Francisco “Kiko” Núñez, el trombonista José Romero, miembros originales, y el tecladista Emigdio Suárez. Los otros formaron parte de la agrupación desde En descomposición. Los cuatro también fueron clave en la composición de varios de los temas de producciones anteriores.

Entre pasodoble y swing

La holgazanería de una pareja, sátira a la vida conyugal y el machismo, cuentos de horror y crimen, loas a la Vinotinto y los vicios sin remedio forman parte de un compendio de temas cotidianos entre muchos venezolanos. Esos tópicos se reflejan en Masacre en el Pin 5!!, álbum que Los Mentas sacaron en 2005, y sus letras se caracterizan por registrar las vivencias, angustias, pasiones y diversiones de los habitantes de la ciudad. No solo es un trabajo con una variedad de temas vistos con humor y sarcasmo, sino también un repaso de varios ritmos en los que predomina el rockabilly y el surf rock, pero en los que también hay swing y hasta pasodoble. “La vinotinto” destaca entre las piezas del disco por sus pretensiones de convertirse en una canción de estadio, de ánimo a una oncena en la que ya se habían depositado esperanzas para la clasificación a un Mundial de Fútbol.