• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Entre tu amor y mi amor: una andina conocerá el drama en Caracas

La próxima telenovela de Venevisión, escrita por Carlos Pérez, se estrenará entre abril y mayo. La protagonizan Rosmeri Marval y Daniel Elbittar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los escalones de madera delatan a quienes se muevan mientras la cámara está encendida. Las casi 20 personas del equipo de producción que están en el set deben controlar hasta su respiración para que nada interfiera en las grabaciones de Entre tu amor y mi amor.

“Siiiiilenciooooo” dice el coordinador de piso antes de dar el claquetazo. Es el capítulo 43 de un total de 120 episodios que tendrá la nueva telenovela de Venevisión.
Simón Pestana empuña un arma sobre el estómago de una enfermera. Su lenguaje corporal es desafiante. “Corte”. Sonríe y se acomoda el cabello antes de volver a entrar en su papel de villano.

Rosmeri Marval aguarda su turno sentada en una esquina mientras revisa su parlamento. Interpreta a Sol, una joven de los Andes que viaja a Caracas para reclamar una herencia. “Este es mi primer papel protagónico, es toda una responsabilidad porque tengo muchísimo que demostrar. Sin duda, uno de los retos es lograr el acento andino, que no suene colombiano”, cuenta la artista que se reúne constantemente con amigos de Mérida y San Cristóbal para pulir su actuación.

Confía en que lo está haciendo bien. Lo confirmará cuando la novela salga al aire entre abril y mayo. “Es complicado evaluar tu trabajo cuando no cuentas con el feedback del público, porque no tenemos el resultado en pantalla. Por eso mantengo muy buena comunicación con el equipo. De ellos nutro mi autocrítica”, dice Marval.

Traen una bebé al set, su hija en la ficción. La carga y sube un video en Snapchat antes de que comience la escena que dirige Yuri Delgado, el hombre que todo lo ve. “Corrige la última frase”, “arréglale el flequillo”, “vamos de nuevo”, son algunas de las indicaciones que hace desde la cabina. “Grabamos un capítuo diario, desde las 7:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde con tres equipos distintos”, cuenta el realizador que se encarga de un elenco de 17 actores.

Uno de ellos es Daniel Elbittar, el protagonista masculino. Interpreta a Alejandro Monserrat, un joven millonario que sentará cabeza al conocer a Sol. “Esta producción marca mi regreso a Venezuela después de casi diez años. En realidad me ha ido mucho mejor en México, pero quiero ser profeta en mi tierra. Es la oportunidad de protagonizar en un momento tan importante para el país, pues se respiran aires de reconstrucción”, apunta el actor.

“Esta es una telenovela tradicional pero contada de manera distinta. Está estructurada con escenas cortas muy dinámicas, con sus pinceladas de comedia. La iluminación también es diferente, se trabajan con muchos claroscuros. Grabamos en varios lugares de Venezuela en formato HD”, agrega.

En el mar la vida es más sabrosa era el título original de esta producción. El escritor Carlos Pérez ideó el universo de los personajes en La Guaira, pero la situación del país y el presupuesto mudaron las expectativas a Caracas.

Sin embargo, los paisajes de Coche, Margarita y Mucuchíes se muestran en el dramático producido por Carolina de Jacovo. “Hicimos primero las escenas de exteriores, fachadas de casas, quintas, edificios, restaurantes, mientras estaba listo el decorado del estudio. La alta definición te exige ciertos estándares de producción y no se conseguían algunos materiales en el país”.

Reciclaron algunos backings de otras telenovelas, los cuales forraron con madera y fórmica. También hay elementos nuevos, como el vestuario y la utilería.
Jacovo no maneja el número exacto de países que ya compraron la telenovela en el exterior. “Lo que sí te puedo decir es que nos están pidiendo los capítulos para comenzar a traducirlos al portugués y al inglés”, indica.

El producto que se verá fuera de Venezuela será el mismo que se observará en la pantalla nacional. “La telenovela está escrita para que funcione aquí, con todas las condiciones que exige Conatel, y que a su vez sea un excelente programa para la venta internacional”.