• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Dos amantes boxean con sus demonios internos

zapata

"Hasta que la muerte nos separe" se estrena el 1° de abril | Foto Cortesía

Escrita y dirigida por Abraham Pulido, la película se centra en la historia de amor tóxico entre una modelo y un luchador. Es protagonizada por Alexandra Braun y Zapata 666

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Esta es la película más esperada del cine venezolano”, dice el director Abraham Pulido, medio en serio, medio en broma. Hasta que la muerte nos separe se proyectará en las salas de cine del país a partir del 1º de abril, luego de seis años de producción.

Con todo ese tiempo, Pulido pudo haber hecho su propia versión de Boyhood, pero el elenco no siempre fue el mismo. Los nombres de Paz Vega y William Levy encabezaban el proyecto en 2009; sin embargo, sus participaciones no se concretaron. Luego le ofrecieron la protagonización a Caterina Valentino y Roque Valero, pero tampoco se llegó a un acuerdo. Finalmente, Alexandra Braun y Zapata 666 fueron los encargados de dar vida a los personajes de la versión libre de Otelo de William Shakespeare.

Zapata 666 se pone los guantes de Otto, un boxeador que quiere obtener un título mundial. Apoyado por su hermano Nacho (DJ Trece), se enfocará en lograr su objetivo. Pero el camino está lleno de obstáculos, el más grande de todos mide 1,77 metros y se llama Diana Montenegro (Alexandra Braun), la modelo que acaparará toda su atención.

Otto y Diana vivirán una historia al estilo de La dama y el vagabundo. Ella quedará encantada con los paseos en moto por Chacaíto y él se encandilará con las luces de las pasarelas. A sus familiares y amigos no les gusta la relación porque los dos comienzan a descuidar sus carreras.

La turbulencia empieza cuando Otto pierde la cordura y la confianza en Diana, producto de una contusión cerebral que le causa alucinaciones. Ambos deberán librar una batalla para que prevalezca el amor eterno, o hasta que la muerte los separe.

La actuación de Zapata 666, la fotografía y los efectos especiales son los aspectos mejor cuidados de la película. La estética de las escenas de boxeo se logró gracias al estudio de filmes estadounidenses. “Analizamos todas las películas de Rocky y obtuvimos el resultado que queríamos. No se había explorado este género épico en Venezuela”, indica Pulido.

Zapata 666 tuvo un entrenamiento riguroso: “Asumí la responsabilidad desde el primer momento en el que me ofrecieron el papel. Querían usar dobles para algunas escenas, pero preferí entregarme al personaje. Estudié la psique de un boxeador, estuve con entrenadores por fuera de la producción. Hasta que no me sintiera como un boxeador no iba dejar de construir el perfil”.

Alexandra Braun debuta en el cine con este papel y se defiende bien. El director señala que fue un trabajo en conjunto. “Nunca había visto un casting tan malo como el de Alexandra. ‘Te voy a dar la oportunidad’, le dije. Tuvo que prepararse y rebajar 6 kilos”, dice.

La animadora confiesa que las escenas íntimas fueron las más difíciles. “Me sentía haciendo una porno (risas). Me costó porque no estoy acostumbrada y menos con 50 personas alrededor. Son tomas muy cuidadas, no como en otras películas venezolanas en las que se ven vulgares”.

La falta de transiciones, los saltos bruscos, la ausencia de silencios y la publicidad constante pueden dar la sensación de que la película es un compendio de comerciales de dos horas.


Hasta que la muerte nos separe
Estreno: 1º de abril
Cinex y Cines Unidos