• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La alegría de Noches de luna se sintió aún más en los camerinos

Jorge Spiteri cantó "Vivir en Caracas" | Foto Raúl Romero

Jorge Spiteri cantó "Vivir en Caracas" | Foto Raúl Romero

Durante el fin de semana, más de 25 cantantes interpretaron temas de Yordano como una manera de celebrar su recuperación y su legado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sábado, a partir de las 5:00 pm, el Teatro de Chacao fue el punto de encuentro. Viejos amigos y nuevos talentos estaban citados allí para interpretar el repertorio de uno de los artistas más importantes de la escena musical venezolana: Yordano.

Los 580 asientos de la sala estaban ocupados. El equipo organizador, encabezado por José Luis Ventura en la producción y Eddy Pérez en la dirección musical, lo integraban más de 50 personas. Y fueron 27 los cantantes que aceptaron la invitación a participar en Noches de luna, espectáculo que se preparó para celebrar la recuperación del cantante y además recaudar fondos para su postoperatorio.

Antes de bajar a los camerinos, algunos se dieron unos minutos para compartir un café. Delia compartía una mesa con Jorge Spiteri, mientras en otro rincón conversaban Pedro Guzmán, Ricardo Malfati y Gian Faraone. A ellos, poco a poco, se le sumaron más músicos. Las risas, algunas nerviosas, llenaban el lugar.

“Es una emoción muy grande porque lo considero un poeta, todas sus letras son bellísimas. Además, es un privilegio poder compartir con todos estos artistas tan conocidos. Siempre hay un poquito de nervios. ¡Imagínate la responsabilidad de interpretar canciones de un maestro de maestros! Pero hay que dar lo mejor de uno”, dijo Guzmán.

Entretanto, la corista de Yordano, Thalía Samarjian, no ocultaba su emoción. No podía seleccionar su canción preferida. Noches de luna le generaba mucha expectativa. “Soy corista de Yordano desde hace tres años. Es un placer trabajar con un artista venezolano de este calibre. Ha sido una experiencia inolvidable. Voy a estar hasta dónde se pueda con él”, expresó.

A las 6:00 pm comenzaron a escucharse las vocalizaciones en los camerinos, en el sótano del teatro. Dos pequeñas mesas, decoradas con flores, estuvieron presididas por retratos de Yordano. Eddy Pérez recorría los estrechos pasillos acompañado de su guitarra, repasando los temas con cada uno de los cantantes.

Spiteri recordaba la letra de “Vivir en Caracas”. “Esa canción es muy elocuente, muy adelantada. La escribió Yordano para un álbum que le produje, anterior al disco negro. ‘Vivir en Caracas’ es una fotografía de la ciudad, de cómo se convirtió en lo que es ahora. Es como una premonición, él ya lo sabía. Es un visionario”, afirmó.


Eddy Pérez continuaba caminando, guitarra en mano. Con Goyo Reyna practicó “No voy a mover un dedo” y con Delia “Aquel lugar secreto”. Mientras esta última cantaba, el cantaor la acompañaba con sus palmas y la animaba con sus “Ole, guapa”.

“Siempre es un honor participar en estos eventos que reúnen a tantos amigos talentosos. Cantar las canciones de Yordano es una forma de demostrarle nuestra admiración, el respeto, el cariño que sentimos los artistas venezolanos por su pluma maravillosa y por su importancia dentro de la música”, dijo la intérprete al terminar de ensayar.

Mientras Sergio Pérez preparaba su violín negro para ponerle las notas al clásico “Perla negra”, Pedro Guzmán repasaba “No queda nada”. Cuando llegó al estribillo se unieron Delia, Pablo Dagnino y Ricardo Malfati. “Y esperaré a que deje de llover para mirarte a los ojos otra vez”, cantaron todos.

A medida que se acercaba la hora, la algarabía aumentaba en los camerinos. Y aunque Gian Faraone, afectado por la gripe, quería proteger su voz, tuvo igual que sentarse al lado de Eddy Pérez a practicar “En un beso la vida”.

“La energía es tremenda. Me siento demasiado bien. Además, estoy conociendo a muchísimos artistas que veía mientras crecía. La energía de la música une. Cualquier concierto que reúna talento de distintos géneros, cantando un solo repertorio, es muy especial”, afirmó el cantante.

A las 7:10 pm los artistas comenzaron a subir. Diez minutos más tarde, los acordes de “Bailando tan cerca”, interpretada por Daniel Somaroo, abrieron el concierto. “Siempre hay algo de nervios”, dijo Luis Fernando Borjas, integrante de Guaco, antes de montarse en la tarima para ofrecer su versión de “A la hora que sea”.