• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Se agotan los chistes de griegos para la familia Portokalos

Tan sitcom y empalagosa como su predecesora, aunque menos personal. Vardalos parece haber gastado todos sus mejores chistes sobre griegos en la primera entrega

Tan sitcom y empalagosa como su predecesora, aunque menos personal. Vardalos parece haber gastado todos sus mejores chistes sobre griegos en la primera entrega

John Corbett y Nia Vardalos repiten como protagonistas en Mi gran boda griega 2, secuela de la cinta de 2002 que batió récords de taquilla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuevo matrimonio de la familia Portokalos no ha sido un gran éxito como el anterior. Mi gran boda griega 2 es una secuela sencilla de la comedia romántica de 2002, que mantiene la energía de la primera pero flaquea a causa de un guion lleno de escenas enrevesadas y por el agotamiento de los chistes sobre griegos.

La película agrega una nueva generación a la dinámica de los Portokalos. La historia se centra en los intentos de Toula Portokalos e Ian Miller por encontrar un novio griego para su hija Paris, interpretada por Elena Kampouris.

Las situaciones que rodean la trama principal son propias de un sitcom, como la crisis de pareja de los protagonistas, el drama porque los abuelos Gus y María descubren que su matrimonio nunca se concretó oficialmente y los conflictos maternales por la emancipación de la hija, que busca a toda costa su camino a la universidad para escapar de su agobiante familia.

Repiten como protagonistas del largometraje John Corbett y Nia Vardalos, quien funge nuevamente de guionista. Andrea Martin destaca otra vez en el papel de la tía Voula.

El guion muestra las tres etapas de una relación de pareja: el romance juvenil, el matrimonio y el amor maduro y experimentado.

Se unen a la historia temas como la diferencia generacional entre padres y adolescentes, además de la necesidad de transformación que conlleva el paso del tiempo.

Pese a todo se trata de un filme ligero y sincero, que mantiene la esencia familiar y entretiene en un sentido nostálgico. Posiblemente cale en mayor medida en quienes amaron la primera, que fue una adaptación al cine del monólogo teatral creado por la propia Vardalos y que se presentó en Los Ángeles.

Lo cierto es que al nuevo filme dirigido por Kirk Jones le falta mucho para arrebatarle el título a su predecesora, que aún hoy es la comedia romántica más taquillera de la historia en Estados Unidos, donde recaudó un total de

241.438.208 dólares. Además, estuvo nominada a los premios Oscar en 2003, como Mejor Guion Original.

Pero parece que el éxito solo acompañó al filme que dirigió Joel Zwick, pues ni siquiera cobró vuelo el intento de CBS de llevar el universo de la película a una serie de televisión de siete episodios en 2003.

Las críticas del público no han sido positivas. En Rotten Tomatoes recibió

4,5 de 10 puntos y en Metacritic 5,1 de 10.  La revista Rolling Stone señaló que en ocasiones los mismos trucos para la risa fácil se repiten y se desvinculan de la trama original, lo que da como resultado risas sueltas pero desconcertantes.

Tan sitcom y empalagosa como su predecesora, aunque considerablemente menos personal. Vardalos parece haber gastado todos sus mejores chistes sobre griegos en la primera entrega², publicó Variety. New York Daily News reseñó que es una película ligera, dulce y agradable, pero que no aporta mayor sorpresa a lo ya visto.