• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Se acerca una competencia para la que no hay segundas tomas

La modelo y ex participante del programa, María Victoria “la Toya” Montoya, será la nueva presentadora | Cortesía Space

La modelo y ex participante del programa, María Victoria “la Toya” Montoya, será la nueva presentadora | Cortesía Space

Este año participan dos parejas venezolanas: unos cuñados y dos amigas. La ruta inicia en Cartagena

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

The Amazing Race es una carrera real. Una vez que suena el disparo, no se detiene. No hay vuelta atrás; ni segunda toma, como sucede en otros reality show. Este formato cuenta ya con más de 20 temporadas, 14 premios Emmy y otra decena de reconocimientos. La versión para Latinoamérica le sigue los pasos y este año arribará a su 5ª edición, que arranca el lunes 16 de septiembre. Será transmitida por Space, un canal que colmó su ADN de adrenalina para perfilarse como un medio para la acción y las emociones extremas. “Nadie muere de amor. Muere de tiros”, es su campaña.

La carrera comenzará en la ciudad de Cartagena, Colombia; pero el resto de la ruta será un misterio hasta el final. “Es el secreto mayor, porque si no quitas la sorpresa”, dice Mimí Bejarano, representante de Disney Latinoamérica y productora general del programa.

Son once parejas las que competirán para llevarse los 250.000 dólares. Dos equipos representarán a Venezuela: los cuñados y compadres Filippo Puccio y Eddy José Díaz, cuarentones, originarios de Ocumare del Tuy y Maracaibo; y las amigas Jessica Manco y Michelle H. Grillo, comunicadoras sociales que no han llegado aún a las tres décadas de vida y que piensan derribar el esteriotipo de bellas y tontas. Junto con ellos estarán dos parejas de México, de Argentina y de Colombia; una pareja de Brasil, otra de Uruguay y de Costa Rica.

La selección de los participantes depende de diversos factores, que no necesariamente están ligados a la destreza física. “Son muchas las personas que aplican a los casting, no menos de 10.000 personas por país. Para escogerlos, uno necesita ver que tengan un desenvolvimiento en cámara, que sean capaces de exteriorizar sus emociones y que su participación sea entretenimiento. Es importante la pluralidad: que haya novios, amigos, hermanos. Esta composición genera el interés de cómo se va a sostener una relación sin entrar en conflicto por la presión del juego”, explica el argentino Marcelo Tamburri, vicepresidente y gerente de Space.

Este año The Amazing Race Latinoamérica no será presentado por el periodista guatemalteco Harris Whitbeck, como sucedió en las temporadas anteriores, a excepción de la edición brasileña. Le toca el turno a una mujer, modelo y ex participante del programa, María Victoria “la Toya” Montoya. El cambio responde a un interés por refrescar la imagen del show. “Nos tiene felices, porque como ya vivió esta experiencia, sabe de qué se trata. Y tenía que ser una persona como ella, guerrera, porque si no, no puede. Nosotros ahorita no vamos a dormir, no vamos a comer. Es muy agotador. Así que no puede ser una persona que se queje, una diva”, agrega la productora.


Tras cámaras. La producción de un espacio como The Amazing Race es de las más difíciles, dice Bejarano, no solamente por la cantidad de personas involucradas –cerca de 80– sino por el orden que se debe tener durante las grabaciones: “Es un programa que, aunque se transmite después, es en vivo. Todo tiene que suceder al momento y nada se puede forzar. A los equipos los acompañan un camarógrafo y un productor, así que son cuatro los que corren. Deben perseguirlos el día entero, no se pueden separar de ellos más de 6 metros. En cuanto a seguridad, en países peligrosos tenemos policías que van con nosotros; y en rutas complicadas está un médico y una ambulancia; porque en el trayecto puede suceder cualquier cosa. Hasta ahora no nos ha pasado”.

La productora asegura que es un show costoso y que el presupuesto no es “ni la cuarta parte del estadounidense”. Aclara: “En Latinoamérica hacemos todo con las uñas. Realizamos el trabajo de varios. En el de Estados Unidos está el que sólo hace los tornillos. Yo a veces también cargo el buzón”.

Bejarano afirma que Venezuela es uno de los países con mayor audiencia, a pesar de ser un mercado pequeño. “Hay países que siempre van a tener competidores como Colombia, Argentina, México y Venezuela. Este último, en particular, es increíble cómo responde. No sé por qué, pero les encanta. Y qué chévere que haya dos parejas este año, esperemos que lleguen lejos”.