• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Zapata666 regresa al cine en “Hasta que la muerte nos separe”

zapata

La adaptación libre de la obra Otelo de William Shakespeare cuenta con la participación estelar de Alexandra Braun | Cortesía

"Es la primera película venezolana que explora el género heroico y de tensión dramática extrema, combinando acción con drama" señaló Abraham Pulido, director del film

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta que la muerte nos separe, la más reciente superproducción cinematográfica del director Abraham Pulido llegará muy pronto a la cartelera nacional. El film narra una historia de amor tóxico entre un boxeador y una súper modelo que luchan para sobrevivir en sus mundos de corrupción, intrigas, celos y venganza.

Rubén Zapata, conocido como Zapata666, encarna a Otto, un héroe del boxeo que, luego de jurar a su padre en su lecho de muerte que la familia estaría siempre unida, lucha por obtener el triunfo en un campeonato mundial usando como grito inspirador "aquí no se tira la toalla".

"Es una emocionante historia llena de acción, humor y romance tóxico. Es la primera película venezolana que explora el género heroico y de tensión dramática extrema, combinando acción con drama" señaló Abraham Pulido, director del film. Posee todos los ingredientes de una exitosa producción mundial, con una factura impecable desde el punto de vista fotográfico, de sonido y, sobre todo, actoral" agregó.

La adaptación libre de la obra Otelo de William Shakespeare, cuenta con la participación de figuras como el laureado actor Willian Goite, Eduardo Orozco, María Antonieta Duque, Karina Velásquez, Mariángel Ruiz, Juan Carlos García, Carlos Moreno, Antonio Cuevas, Athina Klioumi, Carlos Cruz, entre otros y la participación estelar de Alexandra Braun.

Entre los grandes retos que tuvo la producción se encuentran los cuatro meses de formación para Zapata666 y Eduardo Orozco, los cuales incluyeron largas horas de entrenamiento en gimnasios, como también enfrentamientos reales con campeones nacionales y mundiales dentro de rankings activos.

Los efectos especiales, realizados por Rodrigo Jiménez, incluyen la creación con las últimas técnicas cinematográficas, de El Poliedro de Caracas, El Coliseum de Las Vegas y el Madison Square Garden de New York, en réplicas de estadios con miles de personas recreadas de manera hiperrealista.

La película se filmó en Caracas, donde se muestran las icónicas Torres de El Silencio, el Mausoleo de Joaquín Crespo, la Plaza Altamira, el mercado de Quinta Crespo, el Jardín - Museo El Calvario y la fuente del Parque Los Caobos.