• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Yordano Di Marzo se reconcilió con su propio pasado

Yordano | Foto: Manuel Sardá

Yordano | Foto: Manuel Sardá

El cantautor presentará Sueños clandestinos, su primer álbum con composiciones inéditas desde 2008. La obra será distribuida con la edición del diario El Nacional del jueves 28 de febrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es interesante cuando un artista es capaz de entrar a un mundo de sonidos e imágenes que él mismo construyó y viajar como un explorador dentro de su propio imaginario. Yordano, queriendo o sin querer, se apoyó en eso que le ha funcionado en 30 años de carrera como cantautor y generó Sueños clandestinos, un recorrido de 10 episodios impregnados algunos de candidez, otros de nostalgia y, de pronto, unos chispazos de desparpajo.

La sala de su hogar es un museo de influencias. Tras una colección de discos en la que conviven The Rolling Stones y The Beatles con figuras como el puertorriqueño Tite Curet Alonso, está un libro sobre Bob Dylan y un par de afiches que muestran al Giordano Di Marzo sin canas en sus años más agitados.

“Hice una especie de reconciliación con sonidos que había experimentado en el pasado. Con ‘Por estas calles’, con la época de ‘Robando azules’ y ‘Madera fina”, dice el músico sentado en su sofá de cuero, rodeado por una modesta colección de guitarras que incluye una reciente adquisición: una Rickenbacker de 12 cuerdas, como la que solía usar George Harrison.

El instrumento, ejecutado por el artista como una sustitución rocanrrolera del tres cubano, es el que da inicio al viaje con el son “Tierra del sol bendita”. Son dos las canciones que se refieren directamente al contexto político y social del país. Esa y una llamada “La banda de los sueños clandestinos” que, además de sugerir el título y ser un guiño a Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, muestra algo de rebeldía. Sobre eso, reflexiona: “Es el derecho al humor que tenemos todos. Creo que es muy sano reírse del poder”.

El músico, que tuvo esta vez más presencia como instrumentista que en cualquiera de sus otros álbumes, se mantuvo en un punto medio entre el rock’ n’ roll y lo caribeño. Por un lado están los solos de guitarra a lo Chuck Berry y, por otro, la percusión latina de Denis Vilera.

En el disco, el primero con canciones inéditas desde El deseo (2008), lo acompañaron sus aliados habituales: Eddy Pérez (guitarra), Hildemaro Álvarez (teclados y pianos), Henry Paul Díaz (bajo y coros) y Nelson Sardá (batería), todos apoyados en el ingeniero Kyle Lovera. También participaron en las voces sus amigos Anita Valencia y Guillermo Carrasco.

La melancolía aparece en varios momentos, en creaciones como “Si me preguntaran” y “Llueve sin parar”. El artista, que recientemente participó en una edición especial del webshow Five Tracks –transmitido a través de Sincable.tv–, drenó sus despedidas, no sólo de su hija menor, que vive fuera del país, sino de su madre, que falleció, y también de amistades como Eva Ekvall y Libero Iaizzo, cuyas vidas culminaron muy pronto. Pero el aire que impregna temas como “Otro color” y “Un día feliz” –que cierra el disco– no es denso ni sombrío. La instrumentación lleva ese duelo hacia un lugar luminoso y reconfortante.

Yordano dice que todas las canciones fueron compuestas en un período específico y que en esta oportunidad no escogió esa decena de piezas entre un montón de preseleccionadas. Se pasó el switch al modo compositivo y las melodías comenzaron a fluir. Algunas llegaron a su mente mientras caminaba en aeropuertos y ciertas frases se dispararon mientras compartía con sus hijas, como la cándida “Mi globo azul”.

A pesar del sonido moderno, sin estridencias ni desatinos, temas como “Siempre la brisa” y “Aire en el fondo del mar” –el sencillo que acaba de ser divulgado– podrían ubicarse en cualquier época de Yordano. Son piezas clásicas de esas que un fan reconocería instantáneamente, aún sin haberla escuchado nunca.  


Segunda experiencia

Hoy (2011), el disco más reciente de Yordano –grabado en directo–, fue distribuido por El Nacional. Lo mismo ocurrirá con Sueños clandestinos, que circulará con la edición del diario correspondiente al jueves 28 de febrero. Quienes posean el cupón desprendible de la portada sólo deberán pagar 70 bolívares a cambio del álbum. También es posible concursar por entradas para la fiesta privada del lanzamiento, que será el 1° de marzo en Los Cortijos. Sólo es necesario entrar a www.el-nacional.com, darle click al banner de la promoción y contar cuál es su canción favorita del cantautor y por qué.