• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

#YEI: “Me alejé de los temas banales y de los temas de amor”

El disco  contó con la participación de músicos como Álvaro Casas  y Armando Añez | Foto: cortesía

El disco contó con la participación de músicos como Álvaro Casas y Armando Añez | Foto: cortesía

Javier García, ex Telegrama, debuta como solista con "Barriendo Escombros Después de la Fiesta", un disco que representa su reinvención definitiva 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Javier García, ex Telegrama, debuta como solista con su álter ego #YEI, un trabajo experimental que busca convertirse en su reinvención definitiva.

Su primer álbum “Barriendo Escombros Después de la Fiesta”, estuvo bajo la producción de Leonardo Aldrey y contó con la participación de músicos como Álvaro Casas  y Armando Añez.

“La pieza de clave de este disco fue el artista BAM. Tuve la suerte de trabajar con él.  Él fue como el guía en un momento en el que quedé solo. Luego, cuando ya teníamos una preselección de temas, di con Leonardo Aldrey que es el productor y ya empezaron a salir las cosas”, aseveró.

El disco contiene temas que van desde lo social a lo personal, y que su visión de la realidad. “Me alejé de los temas banales y de los temas de amor. Me fui a un lugar oscuro de la realidad personal, social, cultural y político”, afirmó.

Una de las críticas que ha recibido de quiénes escuchan el álbum ha sido que no es poético, sino que va directo al grano  en relación a temas como la política. Destacan canciones como “Folky”  y  “Los Pérez Domínguez”, que  hablan de aspectos que los venezolanos conocen bien.

“Hay canciones que son como una descarga política y son súper locales que podrían no tener sentido en otros países. Estás haciendo una declaración abierta de lo que piensas de los ladrones”, aseveró.

De menos a más


Durante casi 10 años, Javier García formó parte de una de las bandas incipientes más famosas, Telegrama.  Junto a Roberto Castillo, Daniel Pirone  y Gustavo “Gonzo” Suárez, editó tres álbumes. Sin embargo, el sueño terminó antes de que pudieran disfrutarlo.

 “La transición fue de menos a más. Cuando Telegrama se acabó, era todo muy incierto y había mucho dolor, mucha tristeza”, expresa sobre un episodio que aún deja una herida abierta.

Telegrama dejó muchas enseñanzas para #Yei, entre esas, la seguridad en sí mismo . “Una de las cosas que aprendí con Telegrama es que hay que estar seguro de sí mismo, uno tiene que aprender a no tratar de demostrarle nada a los demás. Hacerlo para uno mismo y hacerlo bien. Esa es la forma en que la gente se va a acercar y va a apreciar lo que haces”, destacó.

Al parecer, los cambios que experimentó en los últimos años fueron  parte de esos escombros que la fiesta de la fama dejó tras de si.

“Los escombros son las experiencias personales, el país, la familia. Yo he tenido que vivir unos cambios muy fuertes. Antes yo me quejaba, pero me doy cuenta que así son todos mis colegas. Hasta los más duros, también sienten esa inseguridad. Capaz a mí me haga falta terminar de despegar con este proyecto para estar más tranquilo”, concluyó.