• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ximena Borges y el Cirque Parallel serán tormenta y calma

Ximena Borges se formó en la Accademia di Santa Cecilia Opera Studio de Roma y la Manhattan School of Music | Foto Williams Marrero

Ximena Borges se formó en la Accademia di Santa Cecilia Opera Studio de Roma y la Manhattan School of Music | Foto Williams Marrero

El espectáculo multimedia, que vuelve en una versión más ambiciosa, será presentado en Bogotá

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que mueve a Ximena Borges es la necesidad de aproximar el arte al público. Cree que mientras más antiguas son las obras, más rígidos suelen ser los intérpretes. La soprano considera provechoso intervenirlas, vulnerarlas, extraerles la esencia y vestirlas con un traje contemporáneo. Esa fue la premisa sobre la cual se construyó el espectáculo La tempestad, que después de un año vuelve al Teatro de Chacao.

Solo a través de eso que bautizaron como Cirque Parallel, un colectivo artístico y familiar al que pertenecen sus padres –nada menos que Jacobo Borges y Diana Carvallo–, se hizo posible generar semejante despliegue multidisciplinario en el que se conjuga el canto, la música, la pintura y la danza, todo apoyado en artificios tecnológicos.

"Como familia, siempre hacemos los trabajos artísticos juntos. Somos como un circo casero. Jacobo –Ximena siempre llama a su padre por su nombre de pila– es un chorro constante de ideas. Para él la creación no para nunca. Todavía seguimos haciendo versiones de las escenas. Trabajar con él es agotador e inspirador al mismo tiempo. Es un reto, porque si a uno se le ocurre cansarse él te enseña que puedes ir más allá, que hay más jugo en esa idea".

Dice la artista que la propuesta, que fue presentada por primera vez en julio de 2012, evolucionó y los cambios serán determinantes en las funciones del próximo fin de semana. Por eso el título tiene ahora un adjetivo: La Tempestad Extended. Hay una escena nueva y otros trajes. En uno de ellos han trabajado por seis meses, porque supone un acto de magia. Hay esculturas, creadas por el maestro Borges, que se mueven como marionetas dramáticas, y asistentes de escena que esta vez se convirtieron en personajes. Incluye música electrónica y un efecto de holografía, todo para dejar claro el mensaje general de una obra construida con piezas de autores como Handel y Mozart, a quien idolatra la intérprete.

"Todo el mundo atraviesa tempestades. Yo vivo en el exterior (Nueva York), pero paso mucho tiempo en Venezuela", dice la cantante formada en la Accademia di Santa Cecilia Opera Studio de Roma y la Manhattan School of Music: "Creo que se pierde la perspectiva de que todo es un ciclo: después de la tempestad viene la luz. Quería recordarle a la gente eso. Puede ser un asalto, un choque, una muerte, una caída... pero al final todo cambia. Como dijo Neruda: 'Terminó la tormenta. Pero el silencio es otro".

Se trata de un encuentro no convencional con el canto lírico. En el recorrido, que conjuga la reflexión con una impactante propuesta multimedia, Borges actúa acompañada por los integrantes de RicercArte Ensamble: Boris Paredes y Berushka Paredes (violines), Alexander González (viola), Manuel Hernández (chelo barroco) y Rubén Guzmán (clavecín).

Quienes asistieron a las funciones de La tempestad el año pasado coinciden en que se trata de un espectáculo contundente, llevado por la intención de adaptar a la actualidad el contenido de obras de siglos pasados. De eso también será testigo el público colombiano, porque el show será llevado a Bogotá en 2014.

"Si esos compositores vivieran, tendrían conciencia de lo que hay que hacer para llegarle al público de hoy de manera coherente. Ahora somos muy visuales. Creo que la gente oye lo que ve", opina la cantante: "Las imágenes tienen una velocidad vertiginosa. Todos los sentidos están repletos de impulsos. No se muestran las obras como un museo o una vitrina. Se trata de desempolvar las ideas y permitirnos una libertad, una irresponsabilidad. A partir de allí me planteé construir una historia nueva, porque si agarraba una ópera me ataba a líneas de la historia que serían difíciles de adaptar a esta época".


Lirismo navideño

Ximena Borges no quiso hacer un disco navideño común. Desde un principio procuró que no fuera necesariamente una obra para la época decembrina. Escogió 10 canciones y las grabó con su amigo Gonzalo Grau, arreglista, productor y prodigio del piano.

Joyful Noise se apoyó en Kickstarter, la misma plataforma que funcionó para que el ecuatoriano Juan Marín culminara con éxito La casa del ritmo, el documental sobre Los Amigos Invisibles. Se trata de un portal a través del cual el público apoya económicamente un proyecto, se convierten en productores asociados y reciben ciertos beneficios. La cifra se alcanzó y el álbum será distribuido próximamente.

"En el disco no soy cantante de ópera. Soy músico y ya (...) Fueron horas y horas grabando", recuerda Borges, quien se encargó de sumar montones de voces en varios registros. Por ejemplo, en un tema como "Crunchy Drummer" logró armonías coloridas que acompañan a la melodía principal, aunadas con la percusión vocal y corporal. Un trabajo que, para llegar a ese resultado, debió ser extenuante.


La Tempestad Extended

Jueves, 8:00 pm

Sábado 19 de octubre, 7:00 pm

Domingo 20 de octubre, 11:00 am y 5:00 pm

Teatro de Chacao, Centro Cultural Chacao, avenida Tamanaco, El Rosal

Entradas: 310 y 350 bolívares

Venta: taquillas www.ticketmundo.com

Información: www.centroculturalchacao.com