• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Woody Allen no demandará por difamación

Elkan Abramowitz, defensor del cineasta, aseguró que Dylan Farrow cree que fue víctima de pedofilia porque su madre se lo hizo creer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El abogado de Woody Allen defendió ayer al cineasta de las nuevas acusaciones de abuso sexual lanzadas por su hija adoptiva Dylan Farrow y cuestionó el momento en que se hicieron públicas. 

“El hecho de que esto esté saliendo ahora es sospechoso, muy sospechoso. No ha ocurrido nada, no han tenido ninguna relación en los últimos 20 años. Y de repente vemos estas acusaciones resurgir y uno tiene que preguntarse por qué”, dijo Elkan Abramowitz a la cadena NBC News en una entrevista. “Es inocente (...) El caso está cerrado”, añadió el defensor del director de cine.

La semana pasada, Dylan Farrow reiteró sus acusaciones en una carta publicada por el diario The New York Times. Señaló que Allen había abusado sexualmente de ella en la casa de Connecticut en la que vivía con su madre, Mia Farrow, entonces pareja del director. A comienzos de los noventa se inició una investigación, pero el realizador nunca fue hallado culpable.

Las afirmaciones de Farrow fueron retomadas por los medios en momentos en que Allen es considerado por la Academia para optar al Oscar a Mejor Guión Original por su más reciente cinta, Blue Jasmine, protagonizada por Cate Blanchett.

La Fiscalía de Connecticut indicó esta semana que actualmente no existe una investigación criminal al respecto. Además, el ex fiscal Frank Maco declaró que las acusaciones prescribieron hace más de 15 años.

Abramowitz, en declaraciones al programa Today de la NBC, dijo que no creía que Dylan Farrow estuviera mintiendo. Considera que la idea de que fue objeto de abusos fue concebida por su madre para convertir a la niña en “un peón en la enorme batalla” entre Allen y la que fue por mucho tiempo su pareja. “Pienso que realmente cree que esto ocurrió. Ese recuerdo nunca se va a ir”, añadió.

Abramowitz afirmó que los recientes reconocimientos que se le han hecho al director en Hollywood llevaron a nuevas acusaciones. Dijo que es una continuación del deseo de Mia Farrow por dañar la reputación de su exmarido. El premio a su trayectoria en los Globos de Oro, insistió, revivió la ira que le tiene. El abogado agregó que Woody Allen “no está interesado en demandar a nadie por difamación”.