• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Wladimiro Politano refleja el infinito en sus esculturas

“La verdadera obra de arte, en mi concepto, al nacer escapa a toda regla. Es siempre una constante aventura hacia lo desconocido” | FOTO CORTESÍA WLADIMIRO POLITANO

“La verdadera obra de arte, en mi concepto, al nacer escapa a toda regla. Es siempre una constante aventura hacia lo desconocido” | FOTO CORTESÍA WLADIMIRO POLITANO

El artista formado en Italia exhibirá en Coral Gables, Florida, una serie de piezas monumentales y de mediano formato elaboradas en aluminio. La abstracción, los colores primarios y el manejo del espacio y de las proporciones son sus características 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Wladimiro Politano define la escultura no como una mera forma artística tridimensional, sino como un puente entre lo terrenal y lo espiritual. De allí el título de la muestra que presentará a partir del 6 de septiembre en la galería The Americas Collections, situada en el bulevar Ponce de León, en Coral Gables, Florida, Estados Unidos. Infinitum reúne aproximadamente 15 piezas abstractas elaboradas en aluminio policromado, que apuntan a lo eterno tanto en el mundo físico como en el aspecto filosófico y conceptual.

“El aluminio es un material muy noble. Es liviano y no se oxida. Mis obras tienen una base terrenal, pero se proyectan al cielo. De allí que muchas de ellas sugieran formas piramidales”, dice vía telefónica el artista venezolano de origen italiano poco antes de partir a Estados Unidos, junto a las estructuras metálicas que crea.

Las piezas pretenden reflejar un movimiento de desplazamiento y crear un lenguaje propio dentro de la geometría. El discurso plástico de Politano se  basa en las formas angulares, pero abiertas; en los juegos entre simetrías y asimetrías y en la repetición de elementos, que apuntan a generar juegos de luz y movimiento.

El amarillo, azul y el rojo predominan en la muestra. Politano pinta sus obras en tonos enteros y apela, con algunas excepciones, a la gama más reconocible para el espectador promedio: los colores primarios. “Aparte de su significado, la finalidad integral de la obra es suscitar emociones”, indica el creador. Esta paleta no admite distracciones, tampoco las formas entre sí. Cada pieza ha sido calculada matemáticamente. En el caso de estas esculturas, en especial las dos piezas monumentales que albergará la galería, el proceso es tan importante como el producto final. Por ello las obras serán exhibidas junto a una serie de fotos que registran los pasos que el artista llevó a cabo para elaborarlas.

El espacio es quizás el concepto escultórico que Politano, formado en la Academia de Bellas Artes de Roma, transmite mejor. Sus obras se integran a la sala sobre la base de un cuidadoso estudio de la proporción. Su obra tridimensional trabaja con nuevos elementos con relación al tiempo y el espacio. “El espacio arquitectónico es soporte ideal para mis obras escultóricas cuyos volúmenes pueden llegar a ser monumentales. El espacio no es una abstracción lógica, ambos espacios, los vacíos y los elementos metálicos, en sinergia integran una unidad de forma geométrica abstracta de una pureza, elegancia y sencillez minimalista, imágenes estructurales que ahora transmiten un propio mensaje de impactante fuerza que murmura emociones positivas casi mágicas”.

El aspecto estético no es lo único que le interesa a Politano a la hora de hacer escultura. Tampoco trabaja pensando exclusivamente en el mercado o en la crítica. “La verdadera obra de arte, en mi concepto, al nacer escapa a toda regla. Es siempre una constante aventura hacia lo desconocido. No hay que analizar una obra porque disminuye su significado. Sólo debe sentirse, amarse y emprender el viaje a un mundo de aventuras sin fin. Considero que mi obra es parte de un movimiento mundial con un mensaje personal y positivo”.