• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Vocación es la clave en Monsters University

Mike y Sulley | Disney

Mike y Sulley | Disney

Mike y Sulley, el dúo que interpretan Billy Crystal y John Goodman, se encuentran en el pasado, cuando se inscriben en una facultad en la que conocen el camino que los convertirá en grandes asustadores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la planta baja del Steve Jobs Building, corazón de los Pixar Animation Studios, cerca de un área recreacional que incluye mesas de ping pong y pool, y una diana con dardos, está sentado Billy Crystal, quien volvió a meterse en el cuerpo de ese monstrico verde y cíclope llamado Mike Wazowski.

Mike y Sulley, el gran dúo dinámico de Monsters Inc., se reencuentra en una precuela. Boo, la niña inquieta, no está porque, para entonces, ni siquiera ha nacido. La película explora el pasado de estos personajes y se concentra en el momento en el que consiguieron en el susto la razón de sus vidas. Monsters University, una casa de estudios con 700 años de tradición, es el escenario de otra joya de animación que, en su estreno, superó en éxito de taquilla –en Latinoamérica– a todas las cintas de Pixar, incluso a Toy Story 3.

“Quería hacer la otra película apenas terminamos la primera. Siempre pensé que tenía que haber alguna historia nueva que pudiéramos contar sobre ellos. Les tomó bastante tiempo. No habían hecho secuelas de nada; sólo de Toy Story. Y yo decía: ‘¡Por qué han hecho tantas de Woody y Buzz Lighyear! ¡A nosotros también nos fue bien!”, dice el comediante, entre risas, usando su voz “monstruosa” para el reclamo.

Crystal, quien en la más reciente edición de los premios Oscar volvió a su papel de anfitrión, tuvo que recurrir a tonos claros y juveniles. Mike es ahora un chico de 18 años de edad, que sueña con ser temible. Usa frenillos y trabaja con disciplina militar para lograr sus metas, aunque algo en su ADN conspira contra él. “No fue tan difícil hacerlo porque pensé en Mike como un muchacho de 18 años, y no como una criatura espantosa de 18 años. Algunas escenas son muy poderosas. La moraleja no es que se puede lograr todo lo que se aspire. Algunas veces no es posible alcanzar ciertos objetivos. Lo importante, en el fondo, es no amilanarse y seguir intentándolo desde otra perspectiva”.

Cuenta Crystal que desde la primera entrega –cuarta cinta en el catálogo de Pixar, estrenada en 2001– entendió la importancia de que los locutores/actores convivan en el estudio. “Él (John Goodman) ya había hecho todas sus líneas. Yo llegué a la caseta y me sentí muy incómodo porque es difícil hacerlo por separado. ¿Qué pasa si quiero decir algo distinto o improvisar? ¿Qué pasa si ocurre algo fortuito pero el otro no está presente para seguir la corriente? Les dije que lo llamaran y él aceptó. El hecho de que trabajáramos como en un teatro hizo que la comedia y el drama fueran reales. No veíamos el guión porque nos lo sabíamos”.

El actor de 65 años de edad, que ha protagonizado clásicos como Cuando Harry conoció a Sally (1989), se identifica con su personaje porque ha desarrollado destrezas por puro esfuerzo, el cual no es el caso de James P. Sullivan, un gigante de pelaje azul y púrpura al que asustar se le da naturalmente.

“La primera es más fantástica –dice Crystal, comparando las cintas–. Allá nos encontrábamos con un mundo totalmente nuevo. Pero en ésta se habla de una época común de nuestras vidas, no sólo porque hay fraternidades y cosas que coexisten en la vida del universitario, sino por la enseñanza que dejan esos años”.

Dan Scanlon, director del filme, también se refirió al dúo: “Fue increíble ver a Billy (Crystal) y a John (Goodman) trabajar juntos y aportarle esa otra dimensión a la historia. No hubiese sido posible conseguir un dúo mejor que ése para esta película”. Allí, en el estudio, como en su versión animada, Crystal y Goodman, o Mike y Sulley, dejaron de lado sus diferencias y encontraron un sendero común.

Monsters University

Animación, 2013

Director: Dan Scanlon

Circuitos Cinex y Cines Unidos

También disponible en 3D