• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Viviana Gibelli y Eduardo Rodríguez se solidarizaron con Anna Vaccarella

Anna Vaccarella | Foto: Captura

Anna Vaccarella | Foto: Captura

Ambas figuras de la comunicación venezolana se solidarizaron con la periodista, luego de ser entrevistada en sus respectivos programas radiales 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La locutora venezolana Anna Vaccarella agradeció a la actriz Viviana Gibelli y a su compañero el periodista Eduardo Rodríguez, quienes la invitaron a sus programas radiales.

Gibelli calificó a Vaccarella como un hermoso ser humano a través de su cuenta en Instagram. “Vamos al aire con mi querida amiga y hermoso ser humano Anna Vaccarella (…) Pa'lante Anna y con Dios”.

 

Foto: Instagram 

Calificación que la periodista respondió con un fraterno reconocimiento. “¡Gracias mi querida Viviana Gibelli por tu invitación! ¡Gracias además por estar tan cerca!”, publicó.

Asimismo, el ex periodista de Venevision expresó que Venezuela acompaña a la querida locutora a través de sus infinitas oraciones a favor de su salud y agregó que todo el país aguarda por saber buenas noticias sobre un diagnostico final que llene de paz a sus seguidores.

 

Foto: Instagram

A continuación la publicación completa:

Mi querida Anna Vaccarella, hoy nos volvimos a encontrar

Otra vez me diste una demostración de amor al querer estar "A tiempo" por Unión Radio nuestra casa, para hablarle directamente y en vivo, después de varias semanas, a esa Venezuela que te acompaña en cada paso con sus oraciones.

Todo un país que aguarda por las mejores noticias sobre ti. No fue una entrevista más. Fue una conversación entre amigos. Un privilegio que te agradezco con el alma. Me dejas, como reiteración positiva, tu ejemplo de fuerza y compromiso ante la vida. De amor infinito y apasionado con tus hijas, con tu familia y ese futuro profundo que siempre estará de puertas abiertas en cada amanecer, en cada hora y minuto que fluyen junto a tu ímpetu heroico.

 Camino difícil, muy difícil. Sí. Nadie lo puede saber mejor que tú. Pero mi fe y mi confianza están puestas en Dios y en ti, porque te conozco y sé de qué eres capaz.

Adelante amiga, en estos nuevos pasos que el destino te propone y tú decidiste dar en total entrega. La ciencia y tu cuerpo van de la mano.

Tu fe, tu esfuerzo y la enorme energía de tantos corazones de tu país complementan el impulso que te llevará a la sanación. Te quiero, te admiro. Hoy eres una bandera que guía el espíritu de vidas y esperanzas. De nuevo, gracias por este abrazo, por esta nueva demostración de amor para mí, amor correspondido.