• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Vik Muniz hace de las obras maestras un rompecabezas

Muniz se formó como escultor, pero halló su camino en la fotografía | FOTO FRANCESCA COMMISSARI

Muniz se formó como escultor, pero halló su camino en la fotografía | FOTO FRANCESCA COMMISSARI

Una individual presenta piezas del artista brasileño que pertenecen a colecciones venezolanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El arte es mucho más que una imagen. Su contenido está intrínsecamente atado al medio a través del que se materializa. Esta es la máxima que el artista brasileño Vik Muniz ha puesto a prueba durante dos décadas. Sus reinterpretaciones de las obras maestras de la pintura y de los íconos de la cultura han cobrado vida en forma de rompecabezas, con polvo de pigmentos, chocolate, diamantes de Cartier y hasta basura. Aunque no está representado en los museos venezolanos, su trabajo ha atraído a algunos coleccionistas locales, cuyas piezas se exhiben en la galería Odalys.

Presencia en las colecciones venezolanas fue inaugurada el miércoles en la noche. La serie de los rompecabezas es la protagonista de la muestra, con piezas como La Mona Lisa, La torre de Babel, Escuela de AtenasDiana y Las damas de Avignon. También hay obras de las series Pigmentos y Tintas. “La idea es mostrar tres de las líneas de trabajo desarrolladas por el artista a partir de la fotografía y la copia criogénica de obras y personajes icónicos de la cultura universal. La muestra pone de relieve el humor y sentido de la representación del artista”, indica la galerista Odalys Sánchez de Saravo.

A Sánchez la une una relación comercial y de amistad con Muniz desde hace décadas y tenía el proyecto de exhibir la obra del brasileño en Caracas desde hace varios años. Su intención en esta ocasión no es abarcar el cuerpo de trabajo completo del creador residenciado en Estados Unidos, que es muy vasto, sino centrarse en tres o cuatro series consideradas fundamentales en la trayectoria del artista. “Quizás lo que vemos acá se ha convertido en las más comerciales y admiradas en las subastas. Considero que en el país deben seguir presentándose este tipo de exposiciones que nos mantienen informados de lo que acontece internacionalmente. Siento que en los últimos años hemos perdido un poquito las referencias”.

El conjunto de obras que exhibe la galería Odalys está fechado mayormente en los años noventa. El artista parte fundamentalmente de la imagen fotográfica para decodificar íconos culturales y darles un nuevo significado. Muniz, nacido en Sao Paulo en 1961, explora la relación entre el espectador y la obra que copia o reinterpreta. Le gusta escoger piezas que le resulten familiares a los ojos del público promedio, pues considera que su trabajo no está completo sin la mirada del otro y su bagaje visual. “Su propuesta se basa en la concatenación entre el sentido y el significado de la pieza que toma como referencia y el valor que le otorga el medio. Es un artista muy travieso y profundo a la vez. Sus ejercicios nos obligan a hacer más para llegar a lo que su discurso aporta”, señala Sánchez.

A Muniz se le considera un artista de la ilusión. Su proceso de trabajo comienza con la recreación de una obra con materiales no convencionales, que luego fotografía. El creador amplia y retoca la imagen final, a la que le imprime su sello personal, su manera de mirar lo que otros han creado en ateliers y visto durante siglos en los museos del mundo.


Presencia en las colecciones venezolanas

Odalys Galería de Arte, centro comercial Concresa, planta baja

Horario: lunes a domingo, de 10:00 am a 6:00 pm

Entrada libre