• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La Vida Bohème tocó en Caracas con estrenos y poco diálogo

 El show duró cerca de dos horas en el Anfiteatro de El Hatillo

El show duró cerca de dos horas en el Anfiteatro de El Hatillo /Omar Véliz

El sábado fue el primer concierto de los dos pautados en la ciudad el fin de semana. Interpretaron por primera vez "Lejos"     

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las redes sociales han sido el cable que ha mantenido a La Vida Bohème con Venezuela.

A través de ellas han mostrado su periplo por varios países en los meses más recientes: México, Puerto Rico y Estados Unidos han sido sede de algunas de sus presentaciones.

Casi un año después de su último concierto en Venezuela, el fin de semana emprendieron una gira por el país. Puerto La Cruz (mañana) y Mérida (jueves) son los otros destinos de la banda radicada en México desde el año pasado.

El reencuentro fue en el Anfiteatro El Hatillo, que estuvo repleto el sábado ­el primer show del fin de semana­ para ver a Henry D´Arthenay, Daniel De Sousa, Sebastián Ayala y Rafael Pérez Medina.

La música empezó a sonar media hora después de lo pautado y de buena parte del público que gritaba "¡Vida Bohème!, ¡Vida Bohème!". La primera canción fue "Radio Capital", tema emblema de una época en la que eran una prometedora agrupación que lograba congestionar Las Mercedes por los conciertos gratuitos en la plaza Alfredo Sadel. Siguieron "Angelitos negros", el estreno de "Lejos" y "Hornos de cal". Hasta ese momento los músicos no dijeron nada al público, pero el cantante se excusó. "Disculpen si no hablamos demasiado, es que queremos que disfruten. Nos hablan demasiado, no venden demasiadas cosas. Estamos acá para disfrutar y bailar", dijo D´Arthenay antes de empezar "Flamingo". El sonido en la presentación tuvo sus altibajos. Por momentos el vocalista era opacado por los otros instrumentos. "No se entiende a veces lo que dice", dijo alguien del público. En algunas piezas los asistentes remarcaban la voz como el bolígrafo que repasa lo que otro lapicero dejó a medias por falta de tinta.

Además de "Lejos", La Vida Bohème interpretó otras canciones nuevas: "Mi mar, mi nada", "Pupitres en Fuego" y "Domingo", que tocaron en un programa argentino por primera vez en junio.

El concierto duró dos horas.

El cantante cumplió su promesa hasta casi el final de la presentación, cuando D´Arthenay expresó: "Somos gente ante que cualquier cosa. Este es nuestro país. Hay que vivir bien y perseguir cosas idiotas aunque otros no lo entiendan. Seamos felices". Fueron sus palabras antes de "Nicaragua". Cerraron la noche con "Aun" y "La vida mejor".