• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Víctor X: “No hay que abandonar a Globovisión”

“Se puede trabajar para que los más necesitados rompan con el círculo de la pobreza, no para que reciban becas ni migajas”, opina Víctor X | Foto Williams Marrero

“Se puede trabajar para que los más necesitados rompan con el círculo de la pobreza, no para que reciban becas ni migajas”, opina Víctor X | Foto Williams Marrero

El animador, que estuvo durante casi 9 años en el canal de noticias, comenzó ayer su camino a la internacionalización. Muy reservado con su vida privada, hace poco confesó que sufrió de una enfermedad precancerosa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es una de las voces más conocidas de Venezuela: todas las mañanas se le escucha en la radio, los fines de semana en televisión y frecuentemente lo contratan para animar cualquier tipo de celebración. Ahora Víctor X se propone llegar a toda América Latina con la transmisión de 35 mm, programa que produce y conduce, a través de Venevisión Plus.

Pero el espacio, que se transmitió durante casi 9 años por Globovisión, no solo cambia de señal. Aunque seguirá dedicado exclusivamente al cine, también sufrirá variaciones en la presentación del contenido. "En las próximas semanas mostraremos grandes especiales de películas como Gravity y Elysium. El público recibirá menos noticias y más información sobre lo que pasa detrás de cámaras y en las locaciones del rodaje. También vamos a cubrir más festivales internacionales de cine", anuncia.

El animador dice que hay muchas estrellas con las que aún no ha conversado y que le gustaría hacerlo. Hasta ahora su entrevistado favorito es Steven Spielberg, pero quisiera hablar con George Lucas, Sandra Bullock y George Clooney.
Siempre celoso con su vida privada, recientemente reveló que sufrió de hiperplasia atípica, una condición que causa cáncer de mamas en los hombres, mortal en 90% de los casos. Por eso, aunque superó la enfermedad hace casi una década, este año el animador es la imagen del Bono de la Salud de la Sociedad Anticancerosa.

Su posición política lo ha hecho querido por unos y odiado por otros. Sin embargo, eso no le importa porque insiste en que quiere ayudar al país. Por eso, junto con algunas marcas aliadas, lleva adelante un proyecto de rehabilitación de canchas deportivas en el estado Sucre, de donde proviene.

—¿Por qué deja Globovisión?
—Porque se presenta esta oportunidad maravillosa para mostrar el programa en todo el continente, en países donde Venevisión Plus se mantiene en los primeros lugares de sintonía. Ya 35 mm tiene casi 9 años al aire y buscábamos crecer desde hace tiempo. Estoy muy emocionado porque vamos a estar en sitios a los que no habíamos podido llegar.

—¿Lo que ha pasado en el canal influyó en esa decisión?
—Aunque yo me vaya, pienso que no hay que abandonar a Globovisión porque ahí queda mucha gente muy valiosa. Recuerdo que cuando sucedió lo de RCTV todos nos conectamos para defenderlo y ahora no hacemos lo mismo con Globovisión ni con sus empleados, quienes también corren el riesgo de quedar en la calle. Pero, mucho más allá de eso, un espacio tan importante como esa ventana no se puede ignorar. Me voy, mas mi corazón siempre va a estar ahí y les entrego mi confianza a diario. Quiero que cuando haya problemas en el país me lo digan Diana Carolina Ruiz, Aymara Lorenzo y mis otros compañeros. No cualquiera.

—Hace poco estuvo en el programa Detrás de las cámaras, en el que confesó haber sufrido de cáncer de mamas.
—La verdad es que estuve ahí fue porque era un especial dedicado a Eva Ekvall. Su esposo, John Fabio Bermúdez, es una persona muy importante en mi carrera. Él me dio las oportunidades más grandes de mi vida en radio. Fue por ellos, por respeto a lo que Eva significó en la vida de todos nosotros y al dolor que sentimos con su partida.

—¿Qué tipo de cáncer sufrió?
—Eso fue hace como 10 años. Tuve hiperplasia atípica, que en un hombre puede convertirse en cáncer de mamas rápidamente. Estuve cerca, pero se trató a tiempo.

—¿Qué tan difícil fue abrirse con este tema?
—Fue complicado, me costó mucho. De hecho siempre he pensado que al final yo no tuve cáncer propiamente y por eso no había tomado la decisión de hablar. No quería levantar esa bandera de "yo estuve enfermo". Le tengo mucho respeto a quienes lo hacen.

—¿Seguirá montándose en las tarimas de los políticos?
—Soy una de las personas interesadas en que este país se desarrolle y cambie. Si el grano de arena que tengo que poner para que eso suceda está sobre una tarima, ahí estaré. Soy un ser humano y me duele que la gente no entienda que podemos estar mejor, se puede trabajar para que los más necesitados rompan con el círculo de la pobreza, no para que reciban becas ni migajas.


35 mm
Venevisión Plus
Sábados, 11:30 am