• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Viarte no escapa a la polarización del país

Multiversos de Sydia Reyes / Nelson Castro

Multiversos de Sydia Reyes / Nelson Castro

El proyecto impulsado por María Luisa Delgado, Alejandra Urdaneta y Geyka Urdaneta cuenta con el apoyo del Ministerio de Transporte Terrestre. Los artistas cuyas esculturas ahora adornan vías públicas aseguran que no les preguntaron su ideología ni recibieron instrucciones o normativas al momento de presentar sus propuestas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las esculturas que adornan desde hace años Caracas, firmadas por artistas como Carlos Cruz-Diez, Jesús Soto y Alejandro Otero, se han sumado en los últimos meses las de creadores como Alfredo Ramírez, Rafael Martínez, Luben Damianoff, Sydia Reyes, Nidia del Moral y Daniel Suárez. La mayoría ha sido instalada en varios puntos de la autopista Francisco Fajardo, pero también se ven obras nuevas en sectores como la vía Caracas-La Guaira e incluso en el interior del país, en ciudades como Barquisimeto.

La instalación de las piezas es una iniciativa de Viarte, un proyecto creado por María Luisa Delgado, Alejandra Urdaneta y Geyka Urdaneta, con la intención de acrecentar el patrimonio artístico en las ciudades del país. Sin embargo, al ser una propuesta que involucra las vías públicas, el trío tuvo que solicitar permisos y apoyo al Ministerio de Transporte Terrestre.

Los trámites los iniciaron en marzo del año pasado.

“Cuando acudimos al ministerio nos dijeron que no tenían el presupuesto para eso, pero nos pusieron en contacto con empresas privadas como Odebrecht y la compañía portuguesa Teixeira Duarte (encargada de la nueva autopista Caracas-La Guaira) para que financiaran las obras. El ministerio nos propuso locaciones e invitamos a artistas conocidos para que presentaran sus proyectos. Algunos acudieron al llamado, otros no. Elegimos a un grupo, se inauguró una primera parte y ahora viene una segunda, que incluye un mural de Alejandro Vega al frente del Centro Plaza y una escultura de Alberto Cavalieri en el distribuidor Altamira”, expresa Geyka Urdaneta.

El proyecto, que a pesar de contar con capital privado ha sido tomado como bandera del Ministerio de Transporte Terrestre, no ha escapado a la polarización del país ni a las críticas dentro del sector de las artes; incluso han cuestionado la participación de los creadores seleccionados.

Sydia Reyes, que estuvo a cargo de Multiversos en Las Mercedes y Testigos en la autopista Caracas-La Guaira, considera que no hay que tomar en cuenta las críticas malintencionadas. “Han circulado rumores de que somos artistas ‘enchufados’. Hacemos nuestro trabajo con mucho amor. Esto es arte, sin ninguna ideología. Nunca me dijeron cómo tenía que hacer mi obra. Mis piezas forman parte de una propuesta que he instalado en lugares como Sabana Grande, Chicago, Wisconsin y Ciudad de Panamá. Lo que más deseamos es respeto. Esto es un legado que dejamos a la ciudad, a los venezolanos. Los gobiernos pasan, pero las obras quedan”.

Nidia del Moral participó en el proyecto con Faro lunar, una escultura que fue inaugurada en noviembre en Barquisimeto, junto con la ruta Transbarca. “Viarte me parece una buena iniciativa porque no es el gobierno el que carga con todos los gastos, como suele suceder, sino que hay participación de empresas privadas. Muchos piensan que somos enchufados o millonarios, pero ellos no me preguntaron mi ideología cuando me llamaron. Mi pieza fue financiada por Construcciones Yamaro C. A. Costó 581.057 bolívares, pero con las deducciones me pagaron 480.000 bolívares. Si a eso le restas 280.000 bolívares de la realización, mi ganancia fue de 200.000 bolívares. Para que vean que la propuesta y el costo fueron mínimos. Uno es un soñador y no le importa la ganancia monetaria; lo que nos interesa es lo que podemos alcanzar con nuestro trabajo, que la escultura quede para la posteridad”.

Al escultor Carlos Medina lo llamaron las hermanas Urdaneta para que participara en el concurso. Presentó dos proyectos y solo uno fue seleccionado: Fragmento de lluvia para Caracas 1989-2014, que se encuentra en pleno proceso de instalación en la autopista Francisco Fajardo, a la altura del CCCT. “Me entusiasmé mucho porque con la escasez de materiales que hay en el país era una buena oportunidad para desarrollar este trabajo. Mi patrocinante fue Odebrecht. Sé que hay mucha controversia, pero me mantengo al margen porque siempre me he cuidado de todas esas cosas políticas. Creo que hay que construir. Convertirlo en algo político es egoísmo. Mi pieza, creada en 1989, es un trabajo muy profesional, que participó en varios certámenes internacionales”.

Al artista Daniel Suárez le aprobaron dos proyectos: Trinidad en Barquisimeto y Gestación en Caracas. “Soy un creador y me interesa mostrar mi obra. Lo importante es que no me hicieron exigencias ni me impusieron normativas. Tuve la libertad de hacer lo que quisiera. Ojalá otros compañeros se animen a participar y sean seleccionados”.