• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Venezolano contará la tragedia de Nepal en un documental

La tragedia le dio un giro a la historia original que tenían pensada filmar | CORTESÍA CARLOS PÉREZ OSORIO

La tragedia le dio un giro a la historia original que tenían pensada filmar | CORTESÍA CARLOS PÉREZ OSORIO

Enrique Bencomo es el director de fotografía de una película sobre el terremoto que sacudió el país asiático entre abril y mayo de este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El equipo aterrizó en Nepal el 22 de abril con un plan de trabajo claro: filmar un documental sobre niños discapacitados para la organización no gubernamental alemana Shanti Sewa. El destino, sin embargo, les tenía preparado otra historia.

Dos días después de haber llegado a Katmandú, un fuerte terremoto de magnitud 7,8 los sorprendió en la calle. El proyecto cambió de rumbo a partir de ese momento.

El cineasta venezolano Enrique Bencomo fue testigo de las terribles consecuencias de la catástrofe de Nepal, que vivió junto a los mexicanos Carlos Pérez, Patricio Cordero y Rodrigo Esquinca. Estaban grabando una entrevista en una escuela para discapacitados en una aldea cuando el suelo volvió a convulsionar a sus pies durante 30 segundos interminables. La réplica fue de 7,4.

“Recuerdo que el pánico se apoderó de las calles. Los edificios que estaban cerca de nosotros comenzaron a caerse. Vimos gente aplastada por placas de concreto. Afortunadamente no estuvimos en la peor parte. Pasamos un par de días en shock, descolocados por lo que habíamos visto. Luego entendimos que teníamos que girar la idea del documental y retratar lo que estaba pasando”, contó Bencomo desde Ciudad de México, donde se encuentra residenciado desde principios de este año.

Durante un mes recorrieron diversos lugares del país asiático, recogiendo testimonios. Con la ONG Shanti Sewa reconstruirían las historias de personas que superaban obstáculos en su vida. El sismo, sin embargo, se convirtió en un problema mayor que les impedía lograr sus metas. “Teníamos a estos personajes que habíamos seleccionado previamente, una persona con lepra, otro que necesitaba una prótesis, una víctima de violencia doméstica. Cuando llegó el terremoto el conflicto fue mayor. La gente dormía en los parques, estaban muy confundidos. Sentimos que nuestra responsabilidad era grabar lo que pasaba”, dijo el cineasta, que trabajó en el equipo como director de fotografía.

En total tienen más de 80 horas de material grabado. Este mes comenzaron la etapa de posproducción, que esperan terminar a finales de 2015. Luego, presentarán el documental en varios festivales antes de mostrarlo en la pantalla grande y en Netflix.

El terremoto es el más grave que ha sufrido Nepal, con un número de víctimas que se acerca a las 10.000 muertes. Los daños materiales son severos, incalculables hasta el momento.

“Hay una imagen de un edificio que se cayó y una persona que intentó salir por la ventana quedó aplastada por la mitad. Lo intentamos ayudar con unos tubos de metal, pero fue imposible sacarlo. Tuvimos que salir de ahí cuando se registró la primera réplica. Esa persona posiblemente estará muerta. En ese momento lo que más te importa es la supervivencia. Son situaciones que forjan el carácter, ahora lo que queda es cicatrizar las heridas”, señaló Bencomo.

El director de Pipí mil, pupú dos lucas espera mostrar el documental en Venezuela en 2016.