• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Vargas Llosa admitió que su pasado como cineasta fue "una catástrofe"

El escritor Mario Vargas Llosa / AP

El escritor Mario Vargas Llosa / AP

El escritor de novelas como "Los cachorros" y "El sueño del celta" afirmó que las imágenes y las palabras tienen una misma finalidad, "porque ambos géneros cuentan historias"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas tiene claro que su talento como escritor no lo convierte, de forma automática, en una persona con dotes de cineasta. El autor recuerda que su versión de "Pantaleón y las visitadoras"  fue una "una catástrofe", de la cual se considera "exclusivamente responsable".
"No soy ni seré nunca, ni remotamente un cineasta", dijo el peruano en el marco de un ciclo de cine en Ciudad de México donde se expusieron películas basadas en sus obras. Allí, Vargas Llosa consideró que pocas veces una novela ha sido bien llevada al cine, arte con el que siempre ha tenido una relación dificil.
"El cine me gustó mucho a partir de una cierta edad. Me cuentan que los primeros intentos de llevarme al cine fueron un fracaso total porque apenas se apagaban las luces yo empezaba a chillar muerto de terror y tenían que sacarme", relató el escritor en la sala de cine que acogió la primera función del ciclo.
El escritor de novelas como "Los cachorros" y "El sueño del celta" afirmó que las imágenes y las palabras tienen una misma finalidad, "porque ambos géneros cuentan historias", pero son distintos al mismo tiempo. "Ambas tienen su propia personalidad, su propias limitaciones".
Señaló que pocas veces un libro ha sido bien llevado al cine y viceversa, salvo rara excepciones, como "El gatopardo", del italiano Luchino Visconti (1963), basada en una novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, "cuya versión cinematográfica es tan extraordinaria como la novela", o "El proceso" (1962) del estadounidense Orson Welles, sobre un texto de Franz Kafka.
"Por eso yo siempre he pensado que no debía como autor de un libro involucrarme en modo alguno en su transformación en una película", indicó.
La retrospectiva, titulada "Mario Vargas Llosa en el cine", arrancó con "La fiesta del chivo", filmada en 2005 por su sobrino Luis Llosa, con la actuación de la italiana Isabella Rosellini.
De la novela, sobre los excesos de poder y apetito sexual del dictador Rafael Leónidas Trujillo (1891-1961) en República Dominicana, "mucha gente creerá que yo conté son más bien exageraciones, excesos que se toma un autor en sus relatos, pero no fue así", afirmó. La película "refleja la historia que yo quise narrar en palabras".