• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Trujillo tendrá un Centro de Acción Social por la Música

Prensa FundaMusical Bolívar

Prensa FundaMusical Bolívar

En un acto pleno de emociones y de recuerdos familiares,  el maestro José Antonio Abreu recibió las llaves de la ciudad y el título de Hijo Ilustre del Municipio Monte Carmelo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un día afortunado de 1830, llegó una importante oleada de inmigrantes italianos a la población trujillana de Monte Carmelo.

Entre ellos, arribó el músico Antonio Anselmi Gabartti. Y otro día afortunado, este sábado 21 de junio de 2014, el nieto de ese director de orquesta, el maestro José Antonio Abreu Anselmi, regresó al pueblo para honrar a sus ancestros y cristalizar la misión que iniciara Don Tonino: convertir nuevamente su casona colonial en un espacio de formación y promoción musical, que ahora es la sede de la orquesta y el coro infantil de Monte Carmelo.

Monte Carmelo estuvo de fiesta y los carmelitanos henchidos de emoción, no sólo por la donación que  la familia del maestro Abreu hizo de su casona, sino que además, el gobernador del estado Trujillo, Henry Rangel Silva anunció la próxima construcción del Centro de Acción Social por la Música de la entidad, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo –BID-, que estará ubicado en un terreno de casi 5 hectáreas en el Municipio Escuque, cedido por la Gobernación.

En un acto pleno de emociones y de recuerdos familiares, y durante el cual el maestro José Antonio Abreu recibió las llaves de la ciudad y el título de Hijo Ilustre del Municipio Monte Carmelo, el nieto de Antonio Anselmi Berti narró brevemente la historia.

“Mi abuelo formó parte de esa sin igual inmigración que vino a enaltecer nuestra patria. Aquí se congregaron importantes músicos, compositores y ejecutantes. Mi abuelito escogió este pueblo para la formación de músicos y la formación de la Banda Filarmónica. Aquí sembró la semilla de la educación musical de excelencia. Ahora volvemos aquí para reiniciar, reemprender y resucitar el maravilloso trabajo que mi abuelo hizo”, dijo el fundador de El Sistema, nativo de Valera.

Al referirse a la nueva sede de El Sistema en Monte Carmelo, ubicada en la Avenida N° 1 del pueblo, restaurada con el apoyo de la Gobernación y de la Alcaldía, el maestro Abreu dijo: “Traigan a sus niños para que se inicien en la música, y para convertir a Monte Carmelo en la sede de una gran orquesta; para fundar aquí un coro modelo que participe del desarrollo vocal del país”.

Seguidamente, el gobernador Henry Rangel Silva, expresó que el pueblo de Monte Carmelo y Trujillo están que no caben de orgullo por este acontecimiento que tiene como figura central al maestro Abreu, a quien catalogó como “el más universal de todos los venezolanos”.

El Sistema, que en el estado Trujillo cuenta con más de 23 mil niños y jóvenes haciendo música, está tras la consolidación de la infraestructura, y la alianza FundaMusical Bolívar- Gobernación tiene varios proyectos en este sentido. “En cuanto a la infraestructura para El Sistema, la meta es crear y activar que en cada municipio exista una orquesta y un coro, como mínimo, y que cada una tenga una sede digna y propia; en total serían 20 sedes para El Sistema en el estado Trujillo”.

La muestra musical con motivo de la inauguración de la sede del núcleo Monte Carmelo, contó con la participación  de la Sinfónica de la Juventud Trujillana José Antonio Abreu; el Coro y  la Orquesta Infantiles de Monte Carmelo; el Coro Sinfónico del estado Lara; el Ensamble de Trompetas de la Sinfónica Simón Bolívar y el Ensamble de Metales de Trujillo,  dirigidos por el bisnieto de Antonio Anselmi Abreu, el joven director, Andrés David Ascanio Abreu.

La apertura de esta sede de Monte Carmelo, es un logro más del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles, perteneciente a la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.