• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Trabajé la pieza como publicista, no como artista”

La pieza fue seleccionada de entre los trabajos que enviaron más de 200 artistas latinoamericanos | Foto: Cortesía Something Special

La pieza fue seleccionada de entre los trabajos que enviaron más de 200 artistas latinoamericanos | Foto: Cortesía Something Special

El pintor decidió integrar la botella de Something Special a una escena, en lugar de intervenirla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un rostro fragmentado como sueño cubista sobre un cuerpo incompatible que posa junto a una botella de whisky con la miseria caraqueña de fondo fue la obra ganadora del concurso internacional Enbotellarte, que organiza la marca Something Special.

La pieza digital, que lleva por nombre No importa la escenografía ni el momento, es creación del caraqueño Francisco Bassim “Goma” y que fue exhibida ayer en el Miami Design District. La obra de otro venezolano, Francisco Martínez, también será expuesta pero como artista invitado.

El propósito de Enbotellarte, que este año celebra su décima edición, es apoyar el trabajo artístico en Latinoamérica. La convocatoria del concurso, que se abrió en el mes de septiembre, tuvo una participación de más de 200 creadores del continente. Las piezas debían estar inspiradas en la descripción que el artista hace de sí mismo, pero relacionada con la marca.

Alejandro Padilla, gerente de marca de Pernod Ricard, señaló que la selección del ganador se centró en la calidad de la obra, la trayectoria del artista y el hecho de que la pieza de arte respondiera a la pregunta: ¿Qué te hace especial? El jurado de esta edición fue Ana Sokoloff.

Momentos pop. Bassim no quiso intervenir la botella, sino hacerla parte de una de las escenografías de su imaginación. Se enteró del concurso a través de una valla publicitaria que exhibía una obra ganadora de ediciones pasadas. Tras perderle la pista a la competencia, supo de ella nuevamente gracias a un anuncio en el periódico. Al estudiar su trabajo como artista plástico, característico por la alteración de íconos pop en el cuadro, decidió al final colocar la botella Something Special en una escena: “Trabajé la pieza como publicista, no como artista. La idea es que si quieres que tu momento sea bueno, no importa la escenografía”.

El anuncio de su triunfo lo recibió a través de un correo electrónico a los 10 días de haber enviado el material. “Me sorprendí. Aquel día había tenido muchas malas noticias y me alegró la noche”, recuerda.

Además de la ganadora, Bassim había enviado al concurso tres obras más. De ellas, una fue seleccionada para ser exhibida también. En esta, el artista aparece en una sala habitada por Michael Jackson niño, la Reina de Inglaterra desnuda y Batman. “Con esta oportunidad uno gana buena publicidad. A mí me gusta que mi trabajo se vea. Claro, necesito vender para comer”.

Bassim trabaja figuras representativas de la cultura, como máscaras que cambia de lugar para desvirtuarlas: “La gente nunca muestra lo que es. Uno tiene muchos mundos”. Actualmente se dedica a dos series: Héroes de la Independencia y Caracas 666. La primera estará centrada en Simón Bolívar, una figura que para el artista ha sido muy prostituida. “Lo conciben casi como una deidad, cosa que no me gusta”, señala. El segundo proyecto consiste en crear imágenes para contar los problemas de la ciudad: la delincuencia, la droga, los asesinatos. Todas las imágenes las hace públicas en Internet.