• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Top Five: Grandes peleas entre actores y directores

El director Peter Jackson / AP

El director Peter Jackson / AP

Los siguientes enfrentamientos demuestran que no siempre reina la paz en el set

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un tramo del libro de Stephen Lowenstein Mi primera película, Kevin Smith cuenta cómo, al presentar su ópera prima Clerks en Cannes, los estudios lo habían hecho hospedarse en un modesto hotel, mientras él miraba a las figuras populares del momento desfilar con prestigio en la alfombra roja y disfrutando de muchos más beneficios. Entre ellos, se encontraba Bruce Willis, en pleno estreno de Pulp Fiction. Smith lo cuenta desde el punto de vista del cineasta ingenuo que recién comienza, pero lo cierto es que su reticencia a convertirse en parte de la industria resultaría profética.

Curiosamente, el realizador convocaría a Willis años más tarde para Dos inútiles en patrulla, su penúltima película hasta la fecha (de hecho, Smith amagó con retirarse de la dirección), y habría de dejar en claro lo mal que se llevaron en el rodaje: "Terminó siendo la persona más amarga y maliciosa de todos los trabajos en los que estuve. Y yo trabajé en Domino's", remató Smith. Posteriormente, compartiría más detalles de la filmación, asegurando que Willis no se comprometió con la película y que aplastó el ánimo de todos en el camino. Con el retiro de Smith de la realización y su aversión hacia Willis, algo nos dice que no se volverán a encontrar. ¿Mejor?

Lily Tomlin VS David O. Russell

Hay una realidad: las peleas en Hollywood abundan. Lo que no abundan son videos que las hayan registrado. Tal fue la mala suerte que tuvieron la legendaria actriz Lily Tomlin y el cineasta David O. Russell (El ganador, Silver Linings Playbook). El director ya venía de unos roces con George Clooney en el set de Tres reyes, pero lo que sucedió con Tomlin en el de Yo amo Huckabees no solo fue más resonante sino también más extraordinario en todo el sentido del término.

Como si hubiesen seguido el lema "si nos vamos a pelear, hagámoslo bien", Russell y Tomlin comenzaron discutiendo sobre el método de improvisación del realizador con el que la actriz no estaba de acuerdo. El resto prefiero no contarlo. Las imágenes hablan por sí solas. Digamos que no solo se levantó la voz. También se revolearon cosas, una asistente casi fue lastimada y bastante más. ¿Lo extraño del asunto? Tiempo después, Tomlin agradeció (sí, así como leen) la vehemencia de O. Rusell para dirigir porque, según ella, es la única manera de sacar algo bueno del actor. Si Tomlin lo dice...

Edward Norton y Bryan Cranston VS Tony Kaye

Si se preguntan por qué ahí arriba hay una foto de Tony Kaye posando solo, la respuesta es fácil: no hay registro de que Edward Norton y Bryan Cranston hayan querido acompañarlo en los estrenos de las películas del director de las que formaron parte. El caso de Norton es el más emblemático. Cuando Kaye decidió cortar gran cantidad de material del film American History X, Norton se puso firme y la editó por su cuenta y a su modo. Esto derivó en lo que podríamos denominar una movida descabellada de Kaye de querer poner el nombre de su perro en los créditos finales como director de la película, entre otras conductas un tanto extrañas.

"Es un narcisista delirante", dijo Kaye de Norton, a lo que el actor solo respondió "Si él no quería hacer la película conmigo, el estudio no lo hubiese permitido". Irónicamente, el actor obtuvo una nominación al Oscar por (hay que decirlo) su descomunal interpretación en la película, pero no volvió a hablar del tema. El tiempo le daría la razón respecto a su opinión sobre Kaye, ya que en el segundo film del realizador, la flamante Detatchment, Bryan Cranston tampoco la pasó bien. "Kaye es una persona muy complicada. No creo que vuelva a trabajar con él, siento que no le hizo honor al guión del film". Cranston luego reconoció que no quiso ver el producto final (en el que está totalmente desaprovechado) y no fue con Adrien Brody y compañía a ningún evento de promoción de la película. ¿No hay dos sin tres?

Kirk Douglas y Shelley Duvall VS Stanley Kubrick

No es casualidad que el mencionado Kaye haya nombrado a Stanley Kubrick como su principal influencia. Y no es casual no solo porque emplee ciertos modos de filmar similares sino porque comparte esa misma naturaleza obsesiva del director de La naranja mecánica. Es vox populi que Kubrick buscaba reiterar escenas hasta que éstas sean lo suficientemente perfectas para su propia visión de las cosas.

Eso lo condujo a Kirk Douglas (quien protagonizó Espartaco, la obra más impersonal del director) a decir, lisa y llanamente, que Kubrick "era una persona de mierda". Más políticamente correcta fue Shelley Duvall, quien aseguró enfermarse durante el rodaje de El resplandor, producto de que el realizador le hiciera filmar una escena particularmente violenta un total de... 127 veces.

Megan Fox VS Michael Bay

Van a pensar que le tengo poco cariño a Megan Fox dado el revuelo que se generó en el Top Five del viernes pasado, pero este enfrentamiento es digno de mención. Luego de haber formado parte de las dos primeras entregas de Transformers, la actriz salió a decir unas cuantas cosas sobre su director Michael Bay y le falló la sutileza: "Es como Napoleón y quiere generar sobre sí mismo una reputación de loco, de hombre malo. Quiere ser Hitler en el set, y lo logra. Fue una pesadilla trabajar con él".

Ok, lo entendimos. Bay lo entendió e incluso Steven Spielberg (desde su rol de productor) también lo entendió. Ambos decidieron dejar a Megan afuera de la tercera parte de la saga, reemplazándola con la modelo Rosie Huntington-Whiteley. Consultado por la decisión, Bay fue igual de claro que Fox, no menos lapidario y bastante misógino: "Megan fue un escollo en el camino de la saga. Las películas son más importantes que la actriz principal".