• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Tolerancia y ética para hacer futuro

 Simón Alberto Consalvi, Alexis Correia, Rodolfo Izaguirre, Rocío San Miguel y Carlos Oteyza formaron parte del panel

Simón Alberto Consalvi, Alexis Correia, Rodolfo Izaguirre, Rocío San Miguel y Carlos Oteyza formaron parte del panel

Personalidades analizaron Tiempos de dictadura, de Carlos Oteyza, ante una amplia audiencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer se habló de historia, de futuro y de conciencia. Durante el cine foro de Tiempos de dictadura que se realizó en El Nacional, tanto asistentes como panelistas mostraron sus análisis sobre unos años que marcaron a la sociedad y coincidieron en que lo importante será siempre la tolerancia.
Desde antes de las 10:00 am, hora fijada para el inicio de la actividad, el primer piso de la sede del diario en Los Cortijos de Lourdes ya estaba repleto de espectadores ansiosos, la mayoría representantes de la llamada tercera edad, entre quienes se colaba una veintena de jóvenes.

El documental, dirigido por Carlos Oteyza, describe a una Venezuela desde el golpe de Estado contra Rómulo Gallegos hasta la huida del dictador Marcos Pérez Jiménez. Entre imágenes de archivo y merengue caraqueño, se intercalan testimonios de figuras como Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff, Oscar Yanes, Simón Alberto Consalvi, Isabel Carmona, Yolanda Moreno y el general retirado Víctor Maldonado. La música es de Álvaro Cordero y la voz que narra de Laureano Márquez.

Risas cómplices ante alguna anécdota de humor, susurros de lamentos, lágrimas ligeras y finalmente aplausos –“¡Hay un camino!”, gritaron algunos– acompañaron la proyección. Se acercaba el momento para una discusión. Allí la audiencia fue una destacable protagonista: al discurso de un grupo de jóvenes de la Organización de Estudiantes Nacionalistas –que exhibieron camisas con la frase “Honor a Marcos Pérez Jiménez”– siguió la aplaudida voz de la esposa de Leonardo Ruiz Pineda, el dirigente de Acción Democrática asesinado, y las palabras de una médico militar, entre otros. Todos, desde sus pequeñas historias, coincidieron en la necesidad de tolerancia y de ética.

Voces desde tarima. Antes de la sesión de micrófono abierto habían hablado los panelistas Simón Alberto Consalvi, Alexis Correia, Rodolfo Izaguirre, Rocío San Miguel y el director del filme que lleva tres semanas en cartelera y ha sido visto por 70.000 espectadores. Consalvi fue quien inauguró la ronda y lo hizo con una imagen: “Las dictaduras se pudren y caen fatalmente”. El intelectual habló de tres naciones en una misma historia: “Tiempos de dictadura muestra al país dictatorial; al del mínimo movimiento de la resistencia –aislado; creíamos que representábamos al país, y no– y uno indiferente. Un país que permita eso con tanta sangre fría, tiene que someterse a un examen de conciencia”.

Una reflexión sobre las Fuerzas Armadas en Venezuela fue el ángulo que tomó Rocío San Miguel. Alertó sobre la importancia de fijar la atención en el cuerpo militar. “Es un llamado al deber de los liderazgos de vigilar y entender a ese sector”, dijo.

Alexis Correia llamó la atención sobre tres aspectos en los que condensó el documental: la tentación de hacer paralelismos con el presente, el papel omnipresente del petróleo y la figura del hombre fuerte. Afirmó que la democracia no se hace sólo el día de las elecciones, sino también los otros 364 del año: “Es importante crear espacios para debatir sin insultos”.

Las artes y la intelectualidad detenidas durante la década de dictadura fueron rescatadas por Rodolfo Izaguirre, que narró sus vivencias en los sótanos de la Seguridad Nacional –“La tortura alcanza refinamientos tenebrosos”– y habló de lo crispante que resultan el miedo y la autocensura. Recordó a Juan Liscano y a Simón Sáez Mérida, y agradeció a Guillermo Sucre por ayudarlo a liberar su mente de las desventuras: “Él me enseñó a escapar de cualquier cárcel e incluso de mí mismo. A imaginarme. Cuando recorríamos el pabellón nos trasladábamos a París, y el infierno quedaba atrás”.

La exposición de visiones culminó con el director de Tiempo de dictadura, que agradeció a sus entrevistados y habló de pasado y presente. De la historia destacó la presencia cada vez mayor de la sociedad civil en las calles, que comenzó tímidamente durante la dictadura de Juan Vicente Gómez: “Al principio la gente estaba callada, pero luego no lo hizo más; y el resultado es lo que todos conocemos. La sociedad está movilizada y eso me da cierta seguridad. Será el freno para que en Venezuela no haya más nunca una dictadura”.

Cada quien sabrá o deberá librar la lucha desde su trinchera personal.

TESTIMONIOS

Patricia Trenard
“Me parece que es muy buena película, está muy bien realizada. Creo también que los personajes que dieron sus testimonios allí son muy importantes para el país. Esto me hace reflexionar, como dijeron los panelistas, en lo que queremos para el futuro. Tenemos que activarnos, no podemos quedarnos dormidos”.

Manuel de la Cruz
Coordinador de organización de Estudiantes Nacionalistas
“Creemos que el documental pudo haber sido una oportunidad para combatir ciertos mitos históricos, pero se convirtió en una pieza de propaganda política porque no hubo imparcialidad. No se entrevistó a dirigentes de Marcos Pérez Jiménez o a diputados que después del 58 querían retomar el rumbo perezjimenista”.

Aurelena de Ferrer
Esposa de Ruiz Pineda
“La película resalta muy bien el comportamiento de la sociedad de aquel momento. Noto en ella cierta frivolidad y considero que también ahora existe. Pero en los últimos meses ha habido un renacer de la gente por querer luchar, y esta película estimula eso. Aun siendo víctima de la dictadura, creo que los jóvenes que defienden a Marcos Pérez Jiménez tienen derecho y nosotros debemos ser tolerantes”.