• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Todavía no me lo puedo creer”

María Alejandra Requena

María Alejandra Requena

Desde hace casi un año la presentadora fue contratada por una de las cadenas de noticias más grandes del mundo. Para el año que viene aspira a seguir creciendo en el canal CNN en Español con nuevos segmentos  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de más de tres años viviendo en Estados Unidos, María Alejandra Requena todavía extraña el Ávila. Tiene un cuadro del cerro en el comedor de su casa, un regalo de sus padres, a quienes por supuesto también añora.

Igualmente una foto de la montaña adorna su escritorio en las oficinas de CNN en Miami. No siente nostalgia por los sabores de la cocina venezolana porque vive en una comunidad donde abundan venezolanos. Por primera vez desde que se fue no vendrá al país para las fiestas decembrinas, pero sí hará hallacas, comerá pan de jamón y tomará ponche crema.

La presentadora celebrará más que la alegría navideña, porque este año ha sido de crecimiento para ella. Aunque había planificado toda su carrera en Venezuela, a principios de 2013 se le presentó una oportunidad única: formar parte de una de las cadenas de noticias más importantes del mundo. Comenzó con CNN Vida en CNN Latino, que se transmite en señal abierta en nueve ciudades de Estados Unidos, y desde principios de este mes conduce el segmento “Detalles” del programa Realidades en contexto, que emite CNN en Español y que le ha permitido reencontrarse con el país.

—¿En algún momento de su carrera se planteó llegar a CNN?

—Nunca. Sinceramente siempre pensé que mi carrera transcurriría por completo en Venezuela. No pensé en irme a otro país, no estaba entre mis planes. Se dio sin esperarlo y, dentro de todo, las cosas han salido bien. Después de muchos sinsabores y del cierre de RCTV, que fue la televisora con la que yo crecí más allá de ser la empresa donde trabajaba. Cuando caminaba por el canal tenía esa sensación de "no me lo creo". Eso es lo mismo que siento ahora: soy parte de CNN y todavía no me lo puedo creer.

—¿Qué ha sido lo más difícil de su primer año en la cadena?

—Lo más complejo ha sido darme cuenta de que realmente estoy trabajando para un canal como CNN, reconocido a nivel mundial, y la responsabilidad de llevar el peso de esas tres letras, que puede ser intimidante a veces. En realidad la labor diaria y el grupo con el que tengo el privilegio de trabajar han sido maravillosos. Todos son muy simpáticos y la receptividad ha sido mil veces mejor de lo que me esperaba.

—¿También produce?

—Para CNN Vida estoy muy involucrada con la producción. También escribo y me gusta hacerlo, porque a la hora de grabar estoy familiarizada con el contenido, está escrito a mi estilo. Eso es nuevo, comparado con lo que hacía en Venezuela, pero lo he disfrutado muchísimo. Cuando estaba en RCTV todo estaba separado: había productores, escritores, editores. Aquí el productor es el que edita y eso te permite involucrarte con todo, incluso con los tiempos. Como estoy en la producción, al momento de grabar sé qué historia viene después de una entrevista, cuál es el orden. Eso te da una ventaja en cuanto a la seguridad sobre las cosas que vas a hablar.

—¿Cómo ha manejado el cambio de fuente?

—Ahora que estoy en CNN y mi programa está más ligado a la familia puedo hablar lo mismo de salud, belleza, entretenimiento y moda, y eso me ha dado la oportunidad de ampliar mis horizontes. Los temas son cosas que nos pasan a todos y las preguntas que hago a los especialistas son las que yo misma me he podido plantear en el ámbito personal.  Poder conversar de tantos temas es algo muy gratificante.

—¿Cuál es la diferencia entre trabajar en una cadena como CNN y un canal nacional?

—El mayor cambio es tener que hablarle a un espectro de público mucho más amplio, porque lo ven personas de todas las nacionalidades y parte de mi trabajo es hacerme entender, eso es fundamental. Por ejemplo, hay cosas tan sencillas como que cuando voy a hablar de dietas debo recordar decir maracuyá en vez de parchita. Hay que estar pendiente de todas esas palabras y a veces, cuando estoy escribiendo, debo preguntar.

—¿En qué momento de este año dijo “lo logré”?

—Después de tanto trabajo y esfuerzo en una oportunidad, mientras hablaba con mi papá de todas las cosas que hemos pasado desde el cierre de RCTV, el cambio, mi llegada a Estados Unidos, comenzar de cero, llegó un momento en el que le dije "Gracias a Dios estoy donde tengo que estar". Estoy feliz. Tengo mucho que agradecerle a Dios por este año, no solo por la salud de mi familia sino por darme la oportunidad de sentirme otra vez parte de una familia profesional. Eso ha sido lo más importante.

Realidades en contexto

CNN en Español

Lunes a viernes, 12:30 pm