• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

The Interview no llegará a los cines de EE UU por amenazas 

The Interview / Facebook ''The Interview''

The Interview / Facebook ''The Interview''

La comedia de Sony Pictures, en la que un par de periodistas es encomendado por la CIA para asesinar a King Jong-Un, se estrenaría el jueves 25. Se desconoce cuál será su paradero 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por primera vez en su historia, Sony Pictures Entertainment, uno de los estudios cinematográficos más importantes del mundo, canceló el estreno de su película The Interview por miedo. Un grupo de hackers denominados “Guardianes de la paz” amenazó con atacar los cines que proyectaran el filme, protagonizado por Seth Rogen y James Franco, en el que la casa productora invirtió más de 40 millones de dólares.

La ira de los hackers la desencadenó la historia de la película: una comedia en la que dos periodistas deben asesinar a Kim Jong-Un a petición de la CIA. Los piratas arremetieron en contra de Sony argumentando que la cinta atentaría contra la paz internacional, lo que sembró el miedo en las cadenas de cine de Estados Unidos.

La noche del miércoles, Sony emitió un comunicado de prensa para informar que el estreno de la película, agendaza para el 25 de diciembre en Estados Unidos, fue suspendido debido a que los exhibidores Cinemark, Regal y AMC se negaron a incluirlo en sus carteleras. Ayer, un vocero de la empresa dijo al portal Deadline: “Sony Pictures no tiene planes de lanzamiento de la película”. Pero, no se emitió información sobre si el filme será estrenado como DVD, si será lanzarlo en cines en otra fecha o si los estudios optarán por mantenerlo guardado indefinidamente.

Un experto surcoreano en estudios pacifistas aseguró que Corea del Norte “nunca admitirá” que está detrás del hackeo a Sony Pictures Entertainment, pese a que altos funcionarios del gobierno estadounidense así lo determinaron ayer.

El investigador Chang Yong-seok, del instituto de estudios para la paz y la unificación de la Universidad Nacional de Seúl, dijo que Kim Jong-Un jamás aceptará que fue el responsable de dichas amenazas y de la difusión de material privado de la compañía. “A diferencia de organizaciones terroristas como Isis, Corea del Norte es un país y no necesita reivindicarse tras cometer un acto así, por lo que nunca admitirá su autoría”, explicó Chang a EFE.

El experto comentó que admitir su autoría supondría una carga para Corea del Norte, cuyo gobierno además “puede defender fácilmente su inocencia en este caso debido a las complejas características de un ciberataque, que hacen difícil averiguar su origen exacto”.

Aunque Estados Unidos no se ha manifestado de manera oficial, funcionarios de alto rango del gobierno citados por medios de ese país aseguran que Corea del Norte está “centralmente involucrada” en los ciberataques y amenazas. Las investigaciones indican, “con 99 por ciento de certeza”, que los piratas trabajan para el gobierno norcoreano, indicó The Washington Post. Las fuentes citadas por los medios dijeron que el ciberataque se originó fuera de territorio norcoreano, pero fue ordenado por el régimen de Kim Jong-Un.

Reportan los medios estadounidenses que la Casa Blanca evalúa presentar una acusación formal contra Corea del Norte.

Se espera que los próximos días se hagan públicos los resultados de la investigación sobre el ataque en el que se robaron datos personales de todos los empleados del estudio Sony, guiones inéditos, así como contenido de correos electrónicos y hasta cinco películas.

En junio de este año, cuando el trailer de la cinta se dio a conocer, Corea del Norte advirtió que la comedia estadounidense era considerada un “acto de guerra”.

“Si el gobierno de Estados Unidos no bloquea el estreno de la cinta enfrentará una retaliación severa y despiadada”, aseguró un vocero no identificado del ministerio de relaciones exteriores de Corea del Norte a medios estatales. En esa ocasión, el funcionario no mencionó la película por su nombre, pero claramente se refirió a The Interview.

Reacciones

Tras la cancelación del estreno de la película, el productor Judd Apatow expresó en Twitter su molestia: “Es una desgracia que los cines no proyecten The Interview. ¿Retirarán cualquier película que reciba una amenaza?”.

Aaron Sorkin apuntó sus dardos a la prensa, criticando que se publicara la información sin tomar el peso de lo que significaba este conflicto.