• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Teresa Carreño nació un día como hoy

Teresa Carreño compuso grandes piezas como “Vals a Teresita”, “Himno a Bolívar” y “Saludo a Caracas” | Foto: albaciudad.org

Teresa Carreño compuso grandes piezas como “Vals a Teresita”, “Himno a Bolívar” y “Saludo a Caracas” | Foto: albaciudad.org

La pianista fue reconocida mundialmente por su enorme talento para la música. La libertad que disfrutó era inusual para las mujeres de su época, por lo que sufrió fuertes críticas de la sociedad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Teresa  Carreño nació el 22 de diciembre de 1853 en Caracas. Fue una de las más grandes pianistas de su época, reconocida mundialmente por sus conciertos y composiciones.

Su madre fue Clorinda García de Sena y Toro, descendiente directa de la esposa del Libertador. Su padre, Manuel Antonio Carreño (autor del manual que lleva su nombre), la ayudó desde temprana edad en sus estudios de piano.

A los nueve años dio su primer concierto en el teatro Irving Hall de Nueva York, un año más tarde ofreció un concierto privado en la Casa Blanca al presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln.

Teresa Carreño se residenció en París y dio conciertos en países como Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Tocó junto a grandes músicos de la época como Pedro José Quidant, Gioacchino Rossini y Frank Liszt.

Carreño se había casado dos veces cuando decidió volver a la ciudad donde nació para dar una serie de conciertos. El público caraqueño se enfocó en el escándalo de su vida personal y no en su talento.

Los conciertos fueron un fracaso y Teresa tuvo que regresar a Europa y allí se desempeñó como solista de la Orquesta Filarmónica de Berlín.

La pianista tuvo dos hijos, Giovanni y Teresita, a esta última le dedicó una de sus más importantes composiciones “Vals a Teresita”. Además de esta pieza compuso “Himno a Bolívar” y “Saludo a Caracas”.  

La sociedad caraqueña de la época rechazó a Teresa Carreño por vivir una vida distinta a las mujeres de la época, por haberse casado cuatro veces y dedicarse a la música.

Teresa Carreño falleció en Nueva York el 12 de junio de 1917. Sus cenizas reposan en el Panteón Nacional desde 1977 y el principal complejo cultural del país lleva su nombre: el teatro Teresa Carreño.