• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Tarde o temprano los artistas defraudamos al público”

Asier Cazalis, cantante de Caramelos de Cianuro | Foto: William Dumont

Asier Cazalis | Foto: William Dumont (Archivo)

La agrupación, que hace dos semanas empezó a grabar su próximo álbum en Nueva York, prevé realizar una gira por varias ciudades venezolanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Me negaré a aceptar que el rock and roll is dead, aun cuando yo mismo, por la espalda, haya sido uno de sus asesinos”, escribió Asier Cazalis en el prólogo del libro Crónicas del rock fabricado acá, que en 2008 publicó Félix Allueva.

Seis años después el músico mantiene lo entonces afirmado, muy consciente de los cuestionamientos de muchos de los primeros seguidores de Caramelos de Cianuro, que nunca aceptaron el cambio hacia sonidos más comerciales. 

Aquellos nostálgicos pondrán cuantas veces quieran Cuentos para adultos y Harakiri City, pues el próximo álbum de la agrupación que empezaron a grabar hace dos semanas sigue la senda de lo seguro, piezas para un público más heterogéneo.  

“Todos los artistas buscamos aceptación. Nadie ofrece un concierto con la intención de que ninguna persona asista. Las cosas de la adolescencia se recuerdan con cierto tono romántico. Se dice que los clásicos son esos libros de los que se suele hablar, pero que nadie lee. Con Harakiri City suele pasar eso”, asegura por teléfono Asier Cazalis desde el estudio Mission Sound en Brooklyn, donde estuvieron hasta el jueves pasado. 

Preparan una producción orientada al sencillo, a la canción promocional. “Uno no puede hacer música pensando en lo que dirá cierta audiencia. Los artistas tarde o temprano defraudamos a nuestro público. Nuestro sonido se ha vuelto más melódico y accesible. Al contrario de lo que la gente cree, ha sido muy natural”, señala el vocalista mientras se encuentra en la cabina de grabación el saxofonista John Ellis, quien toca en la canción “Jazz”. “Tendrá otros colores, a nivel de instrumentos, pero no lo considero experimental”, acota el cantante sobre temas como “Tú eres de esas”, “El instante pasó” y “Tocado por un ángel”. 

Hace poco más de un año Cazalis no sabía cómo tocar un Do en el piano. Sin embargo, recibió clases de Gerry Weil. Fueron meses de entusiasmo y efervescencia que sirvieron para las canciones del próximo disco, en su mayoría compuestas con piano y sintetizador.

“Nunca he sido buen instrumentista. Eso lo uso a mi favor, porque los que son muy buenos ejecutantes a veces hacen los temas complicados. Una pieza no será la mejor solo por tener muchos acordes”. 

El domingo los músicos viajarán a Madrid, donde vive Didi Gutman, quien participará en la grabación. El tecladista es integrante de Brazilian Girls y ahora forma parte de Masa, proyecto en conjunto con el venezolano Héctor Castillo, quien es productor del disco que Caramelos de Cianuro quiere estrenar el segundo trimestre de este año. 

“Le diría a los fans que se preparen, que lo que viene es bueno. Habrá varios músicos, como el pianista y organista Glenn Patscha, uno de los mejores con los que he trabajado”, advierte Castillo. El piano apenas es una nimiedad en los cambios que ha habido en la vida de Cazalis. En 2011 se casó y hace casi un año nació su primer hijo.  Sin embargo, ambas experiencias no se reflejan en ninguna de las letras compuestas. “La paternidad es lo mejor que me ha pasado, pero reconozco que me trastocó el proceso creativo. Ya no podía tocar piano o la guitarra a la hora que quería. Tuve que viajar un par de veces para componer. Estuve en México y Margarita”.

Posible emigración. En los álbumes recientes, Caramelos de Cianuro solía grabar una parte en el exterior y otra en Venezuela. Esta vez no están seguros si realizarán una parte del proceso en el país. “Cada vez es más difícil hacerlo en Venezuela. Los beneficios son cada vez menos. Muchos músicos que nos interesaban para las sesiones se han ido”. 

Cazalis reconoce que hasta hace poco no tenían pensado formar parte de esa diáspora de artistas. “Como la situación se ha deteriorado tanto, hay que tenerlo planteado. No hay que cerrar las puertas a esas posibilidades. Cuando terminemos de grabar, haremos una gira por Venezuela. Luego pensaremos en ese futuro”.