• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Superhéroes y continuaciones, pero también atrevimiento

Johnny Depp como Toro y el regreso de Superman, pero sin interior rojo, despiertan curiosidad  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se ha vuelto costumbre en el siglo XXI que, cada año, las películas más esperadas de Hollywood son de superhéroes. En 2013 el turno al bate le toca a Superman, Iron Man, Thor y Wolverine. Ya se sabe qué pasará: se enfrentarán con enemigos más poderosos y estarán casi, ahora sí, a punto de morir.

Otras sagas continuarán en el año que comienza, algunas estiradas hasta un límite poco recomendable: aguarden a Los Juegos del Hambre 2: en llamas, El hobbit 2: la desolación de Smaug, Los pitufos 2, Star Trek into Darkness (la película 12 de la serie Viaje a las estrellas), Sin City 2, Rápido y furioso 6, Duro de matar 5 (A Good Day to Die Hard), una “precuela” o antecedente temporal de 300 (aunque con un director diferente a Zach Snyder), Qué pasó ayer 3, Percy Jackson 2, Riddick 3, Actividad paranormal 5, Una película de miedo 5 y las animadas Monsters University (o sea, Monsters Inc 2), Mi villano favorito 2 y Lluvia de hamburguesas 2.

También se desempolvarán, para ver con lentes de 3D, La sirenita (1989), Top Gun (1986), Parque Jurásico (1993) y, de La Guerra de las Galaxias, El ataque de los clones (2002) y La venganza de los Sith (2005).

 

Menos predecibles. No hay nada nuevo bajo el sol, pero algunos anuncios de Hollywood para 2013 lucen menos repetidos y quizás más interesantes. Todo el mundo espera, por ejemplo, a Johnny Depp como el indio Toro en El Llanero Solitario. El director australiano Baz Luhrmann (Moulin Rouge) saca su versión del clásico literario El gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald, con Leonardo DiCaprio. El mexicano Guillermo del Toro esconde un prometedor filme de robots gigantes, Pacific Rim. Los fanáticos del beisbol aguardan por 42, una biografía de Jackie Robinson, el primer negro en la historia de las grandes ligas.

Will Smith, Tom Cruise, Matt Damon y Brad Pitt están involucrados en superproducciones de ciencia ficción: el primero en compañía de su hijo y estrella naciente, Jaden (After Earth de M. Night Shyamalan), el segundo en Oblivion, el tercero en Elysium y el cuarto en World War Z, aunque esta última está más emparentada con el género de zombis. Tom Hanks se mete en la piel del mismísimo Walt Disney en Saving Mr. Banks, la historia detrás del clásico Mary Poppins.

Spike Lee destapa una adaptación del filme de culto surcoreano Old Boy. Ron Howard trae a la gran pantalla, en Rush, la rivalidad que enfrentó en la Fórmula Uno al austríaco Niki Lauda y el inglés James Hunt. Channing Tatum irá al rescate de la Casa Blanca en White House Down. James Preston protagoniza una biografía de James Dean. Lars von Trier estrena la primera parte de su díptico Ninfomaníaca, con Charlotte Gainsbourg. Bryan Singer ofrece su visión de Jack, the Giant Slayer, y Sam Raimi, del Mago de Oz (Oz: The Great and Powerful). Y Mark Ruffalo, Jesse Eisenberg y Morgan Freeman encabezan un espectacular equipo de ladrones ilusionistas a lo David Copperfield en Now You See Me.

 

Princesa congelada. Brandon Routh pasó sin pena ni gloria por Superman regresa (2006). Por eso, los ejecutivos de Warner Bros empiezan la historia desde cero en el planeta Kriptón con Man of Steel, ahora con un británico muy apuesto, Henry Cavill. No usará interior rojo sobre el pantalón pegadito. Russell Crowe hará de papá de Superman (otrora Marlon Brando), Kevin Costner de padre adoptivo y Michael Shannon de villano, el General Zod.

Un cuarto bate, Ben Kingsley, será traído como el Mandarín para oxidar a Robert Downey Jr. en Iron Man 3. En The Wolverine, el único de la saga X-Men capaz de cargar sobre sus garras retráctiles una película propia, Hugh Jackman irá solo contra el mundo ante la Yakuza o mafia japonesa.

Entre las cintas animadas de 2013, no todo son segundas partes. Disney estrena princesa, Anna, antagonista de su hermana, la malvada Reina de las Nieves, en Frozen. Y también una historia de avioncitos: Planes. DreamWorks pone en la pista a Turbo, una especie de contestación a Cars, de Pixar. Y seguramente triunfará algún filme no mencionado en este recuento.