• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Suena Caracas genera debate entre artistas

Desorden Público | Foto Archivo El Nacional

Desorden Público | Foto Archivo El Nacional

 Productores reconocen que en la actualidad solo el gobierno puede realizar iniciativas como el Festival Latinoamericano de Música 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Caracas suena a polémica en las últimas semanas. El Festival Latinoamericano de Música que comenzará este viernes en distintos puntos de la ciudad se debate entre la calidad de los artistas, el tinte político que ha salpicado el evento y la inversión desembolsada por los organizadores.

Los músicos que participan defienden el derecho que tiene el público a que les presenten un cartel de artistas plurales. Es el caso de Jorge Glem, de C4 Trío, quien no está de acuerdo con aquellos que critican a los artistas por alguna opinión contraria al Gobierno, como lo ocurrido con Chino y Nacho. “Cada quien tiene derecho de opinar y expresarse, incluso en tarima. Claro, tampoco estoy de acuerdo con aquellos de oposición que lo cuestionan a uno por participar en un evento como este”, afirma.

El cuatrista está de acuerdo con eventos como el festival organizado por la Alcaldía de Caracas. Lo ve como una posibilidad de llegar a un público que quiza no puede asistir a sus presentaciones. “Sabemos que la situación en el país está tensa, pero es una forma de llevarle a la gente lo que hacemos. Siempre hemos mantenido una posición clara, de no vincularnos a ninguno de los lados políticos para llegar a la mayor cantidad de personas. Hay que concentrarse en el arte y no en quien lo organice”, agrega.

Reynaldo Goitía, vocalista de Tomates Fritos, cuenta que los han criticado por haber aceptado participar. “Un país no se construye apostando en varias materias, no solo en salud y economía. Es cierto que hay carencias y necesidades, pero acá el problema es de administración, no de fondos. Abandonar tarimas no cambiará la situación”, agrega el bajista, quien asegura que la banda está cobrando la misma cantidad que le pedirían a una empresa privada.

El cantante está de acuerdo con la decisión de Chino y Nacho de no participar en el evento. “Hubiésemos hecho lo mismo. Además, estaban poniendo en riesgo su vida. Pudo presentarse alguien muy fanático”.

Para el productor musical Rafael Cadavieco, un festival que promueva la cultura debería ser bienvenido. “Pero en un país con escasez de productos básicos, inflación, inseguridad y con una situación económica alarmante, no es más que pan y circo. No es normal que se dedique semejante cantidad de dinero a un festival de ese tamaño. No es gratis, porque esa plata es de todos los venezolanos”.

Tendencia en ascenso. Félix Allueva, presidente de la Fundación Nuevas Bandas, prefiere detenerse en el montaje del evento. “El Gobierno ha tenido que contratar gran parte de la producción empresas privadas, que son gente de oposición. Los que hacen el contacto con los artistas internacionales, los que realizan toda la logística, están en una línea política ideológica distinta al cerebro del proyecto. No es congruente”.

Para Allueva existe además una clara tendencia a monopolizar la producción de eventos por parte del gobierno. “En marzo realizarán uno más grande que este. Las empresas independientes no consiguen dólares para traer artistas, mientras que los organizadores de este festival en menos de una semana ya tenían las divisas. Hay una peligrosa tendencia de concentrar los grandes y pequeños eventos en el Estado”.

Frederick Meléndez, director de Aguacate Producciones, reconoce que en estos momentos ninguna productora privada podría costear la realización de un evento como el Festival Latinoamericano de Música Suena Caracas.

Recuerda que no había un evento similar desde que Evenpro realizaba el Caracas Pop Festival, que en varias ediciones trajo artistas internacionales. “Muchos países en el mundo tienen festivales subsidiados por el Gobierno. No lo veo erróneo. Es un marco difícil el que atraviesa el país, aunque es una iniciativa coherente. En Barquisimeto Henry Falcón hacía el esfuerzo de hacer un festival con figuras importantes, pero no prosperó”, dice en referencia al Barquisimeto Top Festival, que en 2008 tuvo en su programación a Carlos Vives, David Bisbal, RBD, Luis Fonsi y Juanes.

Defienden inclusión del cartel
Fernando Batoni, vocalista de Zapato 3, asegura que el Festival Suena Caracas es una oportunidad para que se escuche la música de su banda en una tarima donde nunca se han presentado. “Estamos claros como agrupación de que no participamos en eventos de proselitismo político. Es una condición. Pero hay una intención de incluir artistas de distintas posiciones políticas”.

Reynaldo Goitía de Tomates Fritos coincide con Batoni en que se quiso ser más plural con la invitación de algunas agrupaciones. “No me he puesto analizar a cada una, pero sí hay mayor diversidad en cuanto a posición política. En nuestro caso, cada uno tiene opinión personal, pensamos que hay muchas cosas con las que no estamos de acuerdo, pero la banda no se ha comprometido por un polo de la escena. Aceptamos porque consideramos que la tarima suma”, dice el cantante de Tomates Fritos.