• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

De Stefano de homenaje en la ULA

Victoria de Stefano | Foto: William Dumont

Victoria de Stefano | Foto: William Dumont

A pesar de los problemas que afrontan las universidades, la Bienal de Literatura Mariano Picón-Salas comienza hoy

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Victoria de Stefano será la escritora homenajeada en la novena edición de la Bienal de Literatura Mariano Picón-Salas, que se celebra en la Universidad de los Andes desde esta tarde hasta el viernes y cuyo acto central será la entrega, mañana a las 4:00 pm en el paraninfo de esa casa de estudios, del doctorado honoris causa en Letras a la autora de la novela El desolvido (1970). El orador de orden será Arturo Gutiérrez Plaza.

Se trata del primer reconocimiento que una universidad nacional le hace a la escritora. “Victoria De Stefano es la mejor narradora viva de Venezuela, pues ha logrado alcanzar una cumbre importante dentro del castellano por su prosa, que no se parece a la de nadie más. Como es original y analítica, creo que su escritura se emparienta con la de autores del norte de Europa como W. G. Sebald y Thomas Bernhard. Enrique Vila-Matas la comparó con la ganadora del Nobel de Literatura en 2010, Herta Müller. En nuestra región un autor cercano a su prosa es Sergio Chejfec porque, como Victoria, escribe dentro de la literatura, lugar desde donde muy pocos se sitúan para escribir”, indica Ednodio Quintero, presidente del comité organizador de la bienal.

Conversar y flotar. Quintero describe a esta como “una bienal minimalista” porque se hizo con un presupuesto reducido y, en lugar de congregar a la casi centena de invitados de ediciones anteriores, asistirán apenas 25. Esto se debe a que casi la totalidad de los recursos vino de los fondos, siempre limitados, de la ULA.

Pero a pesar de las vicisitudes que ha tenido que atravesar, la bienal que ya tiene 21 años en el imaginario cultural de la nación siempre se reinventa y esta edición no es la excepción, pues sus organizadores se han propuesto hacer hincapié en el género lírico, por lo que han invitado a una decena de poetas y han construido mesas en las que se unirá la experiencia de narradores emergentes y la de los consagrados.

El lema de la bienal en esta oportunidad es “Lenguajes flotantes”, porque las mesas no están estructuradas en charlas con temas fijos, sino que son conversaciones construidas desde los puntos comunes de cada uno de los convocados. Por ejemplo, mañana a las 9:00 am conversarán Antonio López Ortega, Edilio Peña y Mario Morenza; luego, a las 11:00 am, la charla será entre Gabriela Kizer, Roberto Martínez Bachrich y Willy McKey. En la tarde, antes de la entrega del doctorado, dialogarán el poeta Igor Barreto y el crítico Diómedes Cordero, miembro del comité organizador del evento.

Como se ve, los invitados nacionales son de lujo y los nombres convocados le ponen dinamismo a la propuesta literaria. Ojalá que en la décima edición la bienal pueda trascender el minimalismo y conseguir tanto patrocinio privado como público, para seguir enmendando las planas de la literatura venezolana.

Edición, poesía y narrativa venidos en avión

A pesar de que otros años llegaban a la decena, los invitados internacionales de este año son cuatro: el poeta colombiano Harold Álvaro Tenorio y el novelista argentino Juan José Becerra, además de Paco Robles y Olga Martínez, los editores del sello catalán Candaya.

Álvaro Tenorio conversará con el académico Víctor Bravo hoy a las 3:00 pm, durante la inauguración de la bienal. Mañana les tocará el turno a Robles y Martínez, quienes participarán en una mesa con Bernardo Infante, del sello Bid. & Co.

Becerra acaba de editar con Candaya la novela breve La interpretación de un libro y la presentará en la librería La Ballena Blanca el viernes, a las 8:00 pm. Durante el acto, también se presentará otro libro del sello español: Trece cuentos japoneses de Ryunosuke Akutagawa, con prólogo y epílogo de Ednodio Quintero. Además del escritor andino y del invitado argentino, intervendrán en el acto el escritor Alberto Barrera Tyszka, los editores Robles y Martínez, así como el dueño de la librería, Alejandro Padrón.

“La editorial Candaya es una invitada central de la bienal porque ha puesto especial interés en difundir la literatura venezolana en España”, dijo Quintero sobre el sello que editó sus libros Combates (2009) y Mariana y los comanches (2004), además de la novela Lluvia (2006) de Victoria de Stefano. Diómedes Cordero anunció que los editores emplearán esta visita en Venezuela para buscar narradores emergentes.